Glamour y elegancia sevillana en la boda de Rocío, hija del rejoneador Rafael Peralta

La Duquesa de Alba, Carmen Martínez-Bordiu así como los hermanos Rafael y Luis Medina, fueron algunos de los asistentes

La boda de Rocío, hija del rejoneador Rafael Peralta y Mamer Revuelta, y Cayetano García Soriano se convirtió en el gran acontecimiento social de este fin de semana en Sevilla. El enlace se ofició en la Iglesia Nuestra Señora de Granada, en Puebla del Río, y siguió con un animada fiesta en la finca Rancho el Rocío, propiedad de los hermanos Rafael y Ángel Peralta, al que los recién casados llegaron en un coche de caballos y acompañados de sus pajes y damas de honor.

La novia lució un diseño de aire romántico de Miguel Palacio con manga corta ligeramente abullonada y escote redondo. Un lazo de paillettes en plata vieja rodeaba su cintura y cadera, un adorno que el creador utilizó también en el traje de novia que diseñó para Laura Ponte.

Fue un día caluroso y los invitados esperaron a los novios a la puerta de la iglesia intentando mitigar las molestias de las altas temperaturas con la ayuda de un abanico. Los hijos de Naty Abascal, Rafael, duque de Feria, y, Luis que recientemente han sido incluidos por una publicación americana en su lista de las personas más elegantes del mundo, no dudaron en hacerse con un abanico. Los dos atractivos hermanos acudieron solos. Luis está saliendo con Alejandra de Rojas y Rafael, tras su ruptura con Laura Vecino, asegura estar sin pareja.

La Duquesa de Alba acudió con Carmen Tello y Curro Romero. Cayetana no eligió una elegante pamela, como hicieron la mayoría de las invitadas, sino que se decantó con un tocado de plumas de estilo muy inglés en color rosa palo, a tono con su vestido.

Llamó la atención que Carmen Martínez-Bordiu acudiera sin su esposo, José Campos, aunque todo se debe a que no pudo acompañarla por sus nuevos compromisos profesionales con el Racing de Santander. Carmen escogió un vestido de seda de color morado sin mangas de profundo escote en uve y falda de vuelo.

Más sobre

Regístrate para comentar