El peluche de Madeleine y el diario de su madre en el punto de mira de la investigación

El Tribunal de Portimao ha entregado a la Policía una orden de registro para que analicen el ordenador portátil de los McCann, el diario de la madre y el osito de peluche favorito de Madeleine, "Cuddle Cat", en busca de restos de AND o de sangre. Al parecer, los perros que trajeron desde el Reino Unido detectaron olor a cadáver en este peluche, así como en otros juguetes de la niña.

La Policía también cree que el diario de Kate podría arrojar luz a la investigación, al igual que los correos electrónicos que el matrimonio envió después de la desaparición. El diario lo comenzó a escribir Kate por sugerencia de su hermana Philomena el día en que desapareció la pequeña, con la idea de mostrárselo cuando fueran encontrada. "Le dije a Kate que sería una buena idea que alguien le fuera contando a Madeleine todo lo que ocurría en su ausencia, lo que estaban haciendo por encontrarla y lo mucho que la quieren", comenta la hermana de la principal sospechosa. También ha dicho que la madre de la niña ha lavado el peluche de Maddie, que siempre ha llevado consigo desde el pasado 3 de mayo, en dos ocasiones para limpiarle restos de crema solar y arena. "Que tenga que entregar a ‘Cuddle Cat’ es muy duro para Kate, ya que para ella era un símbolo de su hija y con él se sentía más cerca de ella", dice Philomena.

Por su parte, los McCann continúan indignados porque se les haya considerado sospechosos de la desaparición de su hija y la han dicho a la policía: "Encontrad el cuerpo de Madeleine y probar que nosotros la hemos matado".

Podrían excavar en los alrededores de la Iglesia en la que rezaban
En los alrededores de la Iglesia de Praia da Luz, que cuando desapareció Maddie estaban en obras, los perros traídos desde el Reino Unidos también encontraron olor a cadáver. Desde la noche en que desapareció Madeleine, Kate y Gerry han pedido ayuda al párroco de esta Iglesia, José Manuel Pacheco, iban todos los días a rezar y tenían la llave para entrar cuando quisieran. Al parecer, la Policía Judicial lusa quiere pedir al juez que excave en las proximidades al santuario.

Hasta que no se encuentre el cuerpo de la niña no se podrá probar la teoría de la muerte accidental, porque los resultados de los vestigios biológicos por sí mismos no tienen validez absoluta ante un tribunal, ya que tienen que ser presentadas como un complemento dentro de una investigación. En el caso de no encontrar a Maddie, los McCann, sus familiares y sus amigos tendrían que se interrogados por la policía británica.

Más sobre

Regístrate para comentar