El Vaticano retira el caso de Madeleine McCann de su página web

Después del inesperado giro que ha dado la investigación de la desaparición de Madeleine McCann, el Vaticano ha retirado de su página web, www.vatican.va, cualquier referencia a este caso. El pasado 30 de mayo Kate y Gerry McCann viajaron hasta el Vaticano para hablar con Benedicto XVI y pedirle ayuda para encontrar a su pequeña. Los padres de Maddie fueron recibidos en la Plaza de San Pedro, donde le entregaron al Papa una foto de su hija, que éste bendijo, y después les dio ánimo para que continuaran en su búsqueda. "Nos dijo que pediría por nosotros y por nuestra familia, y que sigue rezando para que Madeleine regrese a nuestro lado", contaba Kate después de este encuentro. "Queremos que la campaña adquiera un nivel estratosférico y ver al Papa es algo muy grande", afirmó Gerry. Ahora, después de cuatro meses de búsqueda y de las nuevas pruebas aportadas por la Policía portuguesa, han pasado de ser víctimas a sospechosos y en la página de la Santa Sede ya no figura el nombre de su hija.

Según la prensa británica la sangre y el cabello hallados en el coche de los McCann pertenecen a Madeleine
El Fiscal del Tribunal de Portimao recibirá hoy los miles de folios que forman parte del informe de la Policía portuguesa sobre la desaparición de Madeleine McCann. Entre ellos están los resultados de la sangre hallada en el apartamento en el que fue vista por última vez, en el maletero del coche que alquilaron Gerry y Kate tres semanas después y en el alféizar de la ventana, que según el laboratorio de Birmingham en el que se analizaron, corresponden con el ADN de Madeleine. En concreto, dos de los tres restos de sangre recogidos, según han informado fuentes policiales a la cadena británico Sky News.

Según el Daily Mail, en el maletero, debajo de la tapicería, también se han encontrado restos de cabello que pertenecen a Maddie y que no pueden haber llegado allí por una transferencia normal. Al parecer, la única manera de que se depositara esa cantidad de pelo es que se cayera directamente del cuerpo, con lo cuál estas pruebas apuntan a que la niña estuvo en el coche. Por su parte, las muestras de fluido biológico encontrado en el maletero coinciden en un 80 por ciento con el ADN de la niña. Sin embargo, el director de la policía judicial, Alipio Riveiro, no ha querido confirmar estas informaciones, aunque sí que ha admitido que la investigación no se centra en que la niña fue raptada, sino en que murió la noche del 3 de mayo en el apartamento de Praia de Luz en el que disfrutaba de unas vacaciones junto a sus padres.

La investigación se centra en una posible muerte accidental
Según la Policía de Portugal, son muchos los indicios que apuntan a una posible muerte accidental de Madeleine, aunque el Fiscal es quien tendrá la última palabra. Una vez estudie las pruebas podrá pedir interrogar de nuevo a los padres de Madeleine, declarados el pasado fin de semana sospechosos oficiales, y en este caso deberán regresar a Portugal en un periodo de cinco días. También se ha conocido que las autoridades llevan desde el mes de agosto grabando las conversaciones de Gerry y Kate y también su correo electrónico. Por otro lado, el portavoz de la Policía Judicial, Olegario de Sousa, ha dicho que no se puede descartar la posibilidad de que el fiscal considere que las pruebas recopiladas hasta el momento no son suficientes, aunque seguirían siendo sospechosos hasta que el Ministerio Público lo considerase pertinente.

Nuevo mensaje de Garry McCann
El padre de Madeleine McCann ha vuelto ha dejar un mensaje en la página web dedicada a la búsqueda de su hija en el que recalca que son inocentes y que su hija sigue con vida. "El dolor y el trastorno que hemos experimentado en la última semana es imposible de calificar", y añade: "Siempre tuvimos esperanzas de que no tener que volver (al Reino Unido) sin Madeleine y nunca imaginamos la posibilidad de que fuésemos declarados sospechosos".

Más sobre: