César Rincón, Cayetano y Francisco Rivera salen por la puerta grande en la corrida Goyesca de Ronda

La gran protagonista de la tarde fue Cayetana, hija de Fran y Eugenia, quien dio junto a su padre una vuelta al ruedo

La localidad de Ronda se engalanó un año más para celebrar, sin lugar a dudas, uno de los grandes eventos del mundo taurino, la corrida Goyesca, que este año celebraba su 51ª edición con un cartel de excepción formado por Francisco Rivera Ordóñez, su hermano Cayetano y el maestro colombiano César Rincón, quien este año se despide de los ruedos. Cayetano, que regresaba de nuevo tras sufrir una luxación de su hombro derecho a finales del mes de agosto en la malagueña plaza de Antequera, recibió el año pasado en este mismo escenario su alternativa de manos de su hermano, sumándose así a una gran estirpe de toreros.

Con un traje típico goyesco azul marino y blanco, Cayetano Rivera accedía a la plaza, un cuarto de hora antes del inicio del festejo, en un coche de caballos engalanado seguido de su hermano Francisco, que eligió para la ocasión una vestimenta en color rojo sangre con ribetes negros, color elegido también por el matador César Rincón. Los tres toreros se enfrentaron a seis toros de la ganadería de Zalduendo, y aunque el calor era casi insoportable, los tres matadores salieron por la puerta grande. Francisco Rivera toreó a dos toros mansos y nobles que le permitieron lucirse y demostrar su templaza acumulando así tres orejas en una tarde de buen toreo. César Rincón fue uno de los que mejor embistió la muleta aunque tan sólo logró conseguir dos orejas. Por su parte, Cayetano, que se llevó para casa dos orejas, hizo sus dos faenas toreando a izquierdas debido a la lesión en su hombro derecho.

Un coso lleno de rostros conocidos
Pero en esta corrida no sólo los toreros son los protagonistas de la jornada, ya que este tradicional festejo reúne a muchos rostros conocidos, muchos de ellos incondicionales a esta cita. Entre estos pudimos ver a Belén Ordóñez, hermana de la fallecida Carmen, quien acudió a Ronda junto a la hija del desaparecido director estadounidense Orson Welles, cuyas cenizas descansan en una finca del abuelo de los diestros, Antonio Ordóñez. Blanca Martínez de Irujo, quien no quiso perderse la actuación de su novio Francisco. Una de las más esperadas, tanto por los miles de espectadores que esperaban fuera como los que ya ocupaban las gradas del coso, fue la Duquesa de Alba,que compartió junto a sus nietos Luis y Amina, hijos de Cayetano Martínez de Irujo, quien también acudió a la cita y Genoveva, un palco. Pero la verdadera protagonista de esta tarde de toros fue Cayetana la hija de Fran Rivera y Eugenia Martínez de Irujo, que acompañó a su padre en una de sus vueltas al ruedo, y, aunque el torero obsequió a su pequeña con una oreja, ésta prefirió coger un peluche lanzado al torero.

Quienes tampoco quisieron perderse la reaparición de Cayetano fueron algunos periodistas como Rosa Villacastín, María Teresa Campos, Pedro Piqueras o Fernando Sánchez Dragó, así como algunos personajes del mundo de la moda, tales como los diseñadores sevillanos Victorio y Lucchino y Carmen Lomana, muy amiga de Javier Rigau. El mundo de la política también tuvo su representación de manos de Mariano Rajoy, quien esperaba encontrarse en la plaza con el presidente francés Nicolás Sarkozy, quien finalmente no acudió a Ronda, aunque Rajoy pudo compartir tarde de toros con su amigo andaluz Javier Arenas.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más