Enrique Ponce y Paloma Cuevas, pregoneros en la localidad natal del torero

Fueron los encargados de dar comienzo a las fiestas patronales de Chiva

El balcón del ayuntamiento de la localidad valenciana de Chiva tuvo anoche dos protagonistas muy conocidos, el torero Enrique Ponce y su mujer, Paloma Cuevas, que fueron los pregoneros de las fiestas en honor de la Virgen del Castillo. La pareja dio el pistoletazo de salida a las animadas fiestas patronales acompañados del abuelo del diestro, a quién están muy unidos.

El diestro ha participado este año de un modo muy distinto en la semana de verano más animada de su localidad natal. Tras leer el pregón, él y Paloma acompañaron a los vecinos en la ‘noche del mojete’, un plato típico que se sirvió en una de las calles centrales de Chiva. Paloma escuchó emocionada el pregón leído por su marido desde el balcón del ayuntamiento, acompañada del alcalde y el abuelo del diestro.

La mujer del torero, considerada una de las mujeres más elegantes del país, lucía un veraniego vestido largo en tonos claros, largo y de escote halter. Paloma se mostró muy feliz de estar junto a su marido en un día tan especial y de reconocimiento en el lugar en el que nació y vivió los primeros años de su vida.

Más sobre: