Los padres de Madeleine McCann regresan a Reino Unido, aunque no pondrán fin a la búsqueda de su hija

116 días después de la desaparición de su hija, Gerry y Kate abandonan El Algarve y vuelven a casa

Tras más de cien días de desesperación, los padres de Madeleine McCann regresan a Inglaterra. Una vuelta muy dura, "desgarradora" asegura Gerry McCann, ya que a principios de verano partieron cinco y ahora regresa uno menos. Desde la desaparición de la pequeña el pasado 3 de mayo, no han querido moverse del apartamento de Praia da Luz, el El Algarve, en el que Maddie fue vista por última vez. Finalmente abandonaron el pasado mes de julio este complejo residencial para trasladarse a otro apartamento cercano y así poder seguir de cerca el trabajo de la Policía portuguesa. Hasta ahora Gerry es el único de la familia que había vuelto a casa con la intención de recopilar más fotografías, e incluso vídeos de la pequeña. Por su parte, Kate sólo abandono Portugal para viajar al Vaticano, Marruecos, España, Alemania y Holanda, en busca de Madeleine. Ahora volverán a su casa y a la consulta de cardiología en la que trabajan, pero aseguran que no pondrán fin a su búsqueda y participarán en algunos actos para recordar a la gente que su hija sigue en paradero desconocido.

Al principio, tanto Gerry como Kate estaban muy contentos con el transcurso de la investigación y tenían la esperanza de recuperar a su hija con vida. Pero después de las últimas informaciones suministradas por la policía, en las que asegura tener fuertes indicios de que la pequeña está muerta, dicen encontrarse frustrados. "No hay signos de que la investigación avance", dijo Gerry en un programa de televisión al que acudió el sábado en Edimburgo. El hallazgo de sangre en la habitación de Madeleine dio un giro a la investigación, convirtiendo a sus padres en los principales sospechosos, pero según el diario británico The Times, los resultados de ADN confirman que no son de la niña, aunque todavía la policía científica no ha confirmado este dato. En la entrevista que concedieron en España, los padres de Maddie dijeron tener la corazonada de que su hija se encontraba aquí. "La posibilidad de que Maddie esté viva y en España es real", señalaron.

Tras varias pistas falsas
Los McCann iniciaron una serie de viajes para pedir ayuda a los ciudadanos y recopilar cualquier pista, y a su vez hacer que la foto de su hija recorriera medio mundo. Muchas han sido las personas que hasta el momento aseguran haber visto a la pequeña en compañía de un hombre y una mujer, pero tras rastrear estas pistas en varios países, como Malta, Marruecos y España, volvían al mismo punto de la investigación: no había rastro de Maddie.

Más sobre: