Nicole Richie pasa 82 minutos entre rejas

La hija del cantante Lionel Richie ha visto como su condena de 90 días, en la misma prisión en la que estuvo Paris Hilton, se veía reducida a una fugaz visita

Al final la suerte ha estado de su lado y Nicole Richie ha visto como su condena de 90 horas, por conducir bajo los efectos del alcohol y estupefacientes, se ha visto reducida a 82 minutos, al no haber espacio suficiente para todas las reclusas en el centro penitenciario de mujeres Century Regional Detention Facility en Lynwood, Los Ángeles, el mismo en el que estuvo su amiga Paris Hilton. La hija adoptiva de Lionel Richie, embarazada de casi cinco meses, llegó acompañada por su novio, Joel Madden, y su abogado. Ingresó a las 15:30 horas y fue puesta el libertad a las 16:37, según informó el Departamento de la Oficina del Sheriff de Los Ángeles. Esto se debe a que en Estados Unidos si no hay sitio suficiente, los sentenciados a menos de treinta días por delitos menores son liberados, para evitar así el hacinamiento en las prisiones.

Nicole fue detenida el pasado mes de diciembre cuando iba conduciendo por un autopista en dirección contraria, sin carné (se lo habían retirado) y bajo los efectos del alcohol y estupefacientes. El pasado mes de junio tuvo lugar el juicio en el que fue condenada a 90 días de cárcel, a pagar una multa de más de dos mil dólares y a tres años de libertad condicional. Una vez saldadas sus deudas con la justicia Nicole se propone empezar una nueva vida al lado de su novio, con quien a finales de año tendrá su primer hijo. Además, parece ser que la pareja tiene pensado pasar por el altar, aunque de momento no han desvelado ninguna fecha.

Vidas paralelas
En su ficha policial Nicole posa de una manera muy distinta a como lo hacía Paris Hilton, quien, maquillada a la perfección, miraba al objetivo como si de una sesión fotográfica se tratase. A ella se la ha visto bastante más seria y compungida, aunque ha estado mucho menos tiempo que la ex heredera, cuya condena fue de 23 días. Las dos amigas viven vidas paralelas. Además de trabajar juntas en la televisión, han cumplido condena por los mismos delitos y en la misma cárcel. Ahora sólo falta que Paris se una a la experiencia de la maternidad para así seguir sus pasos en una carrera en la que parece que la hija del famoso cantante ahora le saca ventaja.

Más sobre: