María Sharapova revolucionará las pistas con un nuevo y atrevido vestido rojo

La tenista rusa ha presentado en Nueva York los vestidos que lucirá durante el último Grand Slam de la temporada

Con el Empire State de fondo y una envidiable vista de la ciudad de los rascacielos, Maria Sharapova ha posado en el último piso del emblemático Rockefeller Center con el nuevo vestido que lucirá en el Abierto de Estados Unidos. Con este diseño tan atípico, rojo pasión con pedrería y transparencias, la rusa no sólo levantará expectación por su belleza y por ser la número dos del tenis mundial. Al igual que con el modelo que utilizó en Wimbledon, ella ha participado en su diseño, inspirado en las calles de Nueva York. Por este motivo ha elegido la Gran Manzana para mostrarlos, una semana antes de que comience el último Grand Slam de la temporada, en cuya edición anterior se alzó campeona, el atuendo con el que quiere revalidar su título.

Podría ganar el mayor premio de la historia del tenis
Sharapova ya esta recuperada de la lesión que sufrió en el hombro derecho, que le impidió disputar la Copa Federación con el equipo de Rusia, y en este torneo quiere ir a por todas: "Es muy especial para mí estar en Nueva York para defender mi título. Es mi ciudad favorita y quiero ganar otra vez aquí", afirma la tenista. Si ella y Roger Federer consiguen la victoria en este torneo, ganarán el premio más grande de la historia del este deporte. Como ambos fueron los campeones del US Open Series, un circuito que engloba diez torneos ATP y WTA que tienen lugar en Canadá y Estados Unidos, si ganan este Grand Slam además de su premio, 1.400.000 dólares, se embolsarían otro millón de dólares extra.

Más sobre: