Ronaldo y su hijo, Ronald, se divierten en las playas de Río de Janeiro

Durante sus vacaciones, el astro brasileño ha disfrutado de días de amor junto a su novia, María Beatriz Antony, y de momentos inolvidables ejerciendo de padre

Parece que Ronaldo está totalmente recuperado de la lesión que sufrió en un tendón a finales de la temporada de la liga italiana de fútbol. Esta semana le hemos podido ver en las playas de Río de Janeiro junto a su hijo, Ronald, fruto de su matrimonio con Milene Domingues. Padre e hijo, que llevaban un bañador de color rojo idéntico, se divirtieron jugando en la arena y bañándose en las paradisíacas aguas de la costa brasileña. Y para poner el broche final a una entretenida jornada playera, los dos se fueron a tomarse un coco a un chiringuito de playa. El astro brasileño también aprovechó para hacer un poco de ejercicio en la arena, ya que dentro de poco tendrá que volver a ponerse la camiseta del Milan, ya que comienza la temporada y tiene que estar al cien por cien. Después de recibir muchas criticas por haber aumentado de peso durante su último año el Real Madrid, el delantero ha recuperado su esbelta figura y su envidiable forma física, como puede comprobarse en las imágenes.

Un hermanito para Ronald
Ronaldo ha pasado parte de sus vacaciones en su tierra natal en compañía de su novia, María Beatriz Antony, Bia, como la llaman sus allegados, con quien comenzó el noviazgo en enero. Parece que su relación va viento en popa y cuentan con el beneplácito de la familia del futbolista. Los que le conocen aseguran que nunca le habían visto tan ilusionado con una relación, después de su largo curriculum de conquistas. "Veo a un Ronaldo diferente, más sosegado. Bia le ha dado la estabilidad a mi hijo y espero que la relación siga adelante", aseguraba hace un mes Nélio Nazario, padre del delantero.

El pasado sábado en un programa de televisión brasileño llamado Estrelas, Ronaldo confesó que le gustaría tener un hijo con Beatriz y así darle un hermanito a Ronald. "Soy un soñador y siempre quise tener una gran familia", añadió. En cuanto terminen sus vacaciones ambos volverán al trabajo, Ronaldo a Italia para jugar con el Milan y Beatriz a París, donde la joven de 24 años está cursando unos estudios de postgrado. Pero a pesar de la distancia, que para ellos no significa el olvido, la pareja hace todo lo que puede por estar unida el mayor tiempo posible.

Más sobre

Regístrate para comentar