El renacer de Lapo Elkann, la oveja descarriada de los Agnelli

'Voy a demostrar al mundo que soy capaz de construir un imperio, tarde diez o veinte años'

Casi milagrosamente sobrevivió a la sobredosis y entonces se fue dieciocho meses a Estados Unidos para someterse a un tratamiento de desintoxicación. Desde entonces dejó de trabajar para el buque insignia de la familia. Fue apartado de Fiat pero no de la familia, a excepción de su madre con quién nunca ha tenido buena relación.

Su regreso de Estados Unidos a Italia marcó su renacer cual ave fénix. Tras estos difíciles meses, su hermano John comentaba: ‘Me siento muy orgulloso de Lapo. Le admiro mucho’. En Italia, los Agnelli están considerados como los Kennedy en Estados Unidos: una familia todopoderosa marcada por el dinero, las intrigas y las tragedias y a Lapo el aura de su familia parece resultarle molesto. El imperio que está empezando a crear se llama Italia Independent y lo ha iniciado con una exclusiva línea de gafas que se venden a 200 euros en la red o en algunas selectas tiendas de Europa y Nueva York.

'Soy un hombre muy difícil con el que estar'
Su baza no es sólo su apellido sino también el ser visionario en el mundo de la moda lo que le ha valido ser elegido por dos años consecutivos el hombre más elegante del mundo por la revista Vogue. Heredó de su abuelo los trajes del sastre romano Caraceni y, como decíamos, su éxito con las mujeres y eso que no se vende especialmente bien: "Creo que soy un hombre muy difícil con el que estar porque viajo todo el tiempo y miro a las mujeres todo el tiempo. ¿Por qué? Porque busco la belleza incluso si estuviera con mi novia miraría a una chica guapa y no es porque sea maleducado es como soy. Así que o me aceptan o buscan a otro. No puedo cambiar". A semejante presentación añade que sólo ha estado enamorado una vez, de la que fue su prometida la presentadora y actriz italiana Martina Stella.

Su propio imperio
Ahora su prioridad es divertirse sin tantos excesos y demostrar al mundo de lo que es capaz por él mismo: "En la vida sólo he querido una cosa: Ser respetado como Lapo y no por mi apellido. Eso no significa que no me sienta orgulloso de mis raíces y de mi familia...pero es un privilegio y no un mérito y quiero ser un self-made man -el hombre hecho a sí mismo. Voy a demostrar al mundo que soy capaz de construir un imperio, tarde diez o veinte años".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más