Athina Onassis vuelve a Brasil para homenajear a su abuelo Aristóteles

La próxima semana se celebrará el Concurso Hípico Internacional Athina Onassis en el que el Gran Premio recibe el nombre del mítico armador griego

El concurso hípico de Estoril puso el punto y final a la estancia de Athina Onassis y su marido, Álvaro de Miranda, en Europa. El pasado fin de semana, una vez terminada esta competición, la pareja emprendía su viaje al otro lado del Atlántico tras haber pasado el último medio año en Europa. El reto es ahora distinto. Del dos al cinco de agosto se celebrará en la Sociedad Hípica Paulista, en Sao Paulo, la primera edición del concurso de saltos internacional que lleva el nombre de Athina y Doda, como empresario de este proyecto, debe ultimar los detalles.

La idea de crear un certamen de esta categoría fue del marido de Athina, él ha dirigido el ambicioso proyecto que quiere convertir en el más prestigioso de Sudamérica y que está dotado con setecientos mil euros en premios. Doda es el cerebro que se ocupa de este sueño hecho realidad y, según ha asegurado, ha aprovechado el tirón que tiene el nombre de su esposa para que así los inversores, promotores y patrocinadores llegaran más fácilmente.

Doda participará y Athina,no
De hecho uno de los premios internacionales que se disputarán llevará el nombre del abuelo de su mujer, el mítico armador griego Aristóteles Onassis lo que es un pequeño homenaje de su nieta a la que nunca llego a conocer y más teniendo en cuenta que Athina se crió alejada de la cultura griega y de lo que el legado de su abuelo y su madre, Cristina Onassis, suponían. Athina parece reconciliada con sus orígenes ahora que cada vez está más alejada de su padre, Thierry Roussel, a cuyo apellido renunció tras contraer matrimonio con Doda para adoptar su apellido materno, Onassis.

A pesar de su implicación empresarial, Doda tiene también previsto tomar parte en este certamen. Su mujer, en cambio, ha decidido no concursar. Ella animará a su esposo desde el palco que ya se ha reservado. Según informa O dia online, cada palco tiene capacidad para acoger cómodamente a ocho personas y en ellos se sirven continuamente aperitivos, canapés, refrescos aguas y cerveza.

Más sobre

Regístrate para comentar