Henry, nuevo fichaje del Barça, se enfrenta a un divorcio de 37 millones de euros

El futbolista y su esposa, la ex modelo Nicole Merry, han confirmado la ruptura matrimonial casi coincidiendo con el traslado de él a Barcelona

El futbolista francés Thierry Henry llegará a España precedido por la polémica de su divorcio. El deportista todavía no ha sido presentado como nuevo jugador del Barça y, sin embargo, ya empieza a ocupar las páginas no deportivas de la prensa nacional. Todo empezó al saberse que el delantero tramita su divorcio de la modelo británica Nicole Merry, cuyo nombre real es Claire, con quién tiene una hija, Tea.

A la ya de por sí problemática ruptura sentimental, se le añade que tanto él como ella son muy conocidos en el Reino Unido y que el diario The Sun ha recogido declaraciones que, según publican, corresponderían a amigos de Henry y en las que se afirma que el jugador estaba deseando empezar una nueva vida en España. Los abogados del futbolista se apresuraron a emitir un comunicado en el que desmienten esto último: "Thierry está muy triste por la ruptura de su matrimonio. Ahora necesita seguir adelante con su vida y mantener la mejor relación posible con Claire en beneficio de su hija, a la que tanto quiere. El fichaje por el Fútbol Club Barcelona se debe a razones futbolísticas, en contra de las informaciones de la prensa".

Henry ha contratado al prestigioso equipo de abogados de la firma Mischon de Reya para litigar en su divorcio. Mischon de Reya defendieron los intereses de la princesa Diana en su divorcio del príncipe Carlos y más recientemente fueron contratados por Heather Mills tras su ruptura matrimonial de Paul McCartney. No es para menos ya que en juego está la fortuna del futbolista que se ha estimado en treinta y siete millones y medio de euros. La pareja se enfrenta a un divorcio millonario y la prensa británica estima en 15 millones de euros la petición de Claire, cuyo nombre profesional es Nicole. El ex jugador del Arsenal y su todavía mujer se conocieron rodando un anuncio de Renault Clio. Se casaron hace cuatro años y hasta hace unas semanas compartían casa en el barrio londinense de Hampstead. La última vez que se les vio juntos fue durante la pasada celebración del torneo Roland Garros y sorprendió que él fuera solo a la boda de Eva Longoria y Tony Parker. Fue entonces cuando se confirmó la ruptura definitiva.

Más sobre: