La tenista Kim Clijsters y su novio Brian Lynch celebran su boda civil a las seis de la mañana

La boda tuvo lugar al amanecer en la localidad belga de Bree, localidad natal de la deportista

La tenista belga Kim Clijsters y su novio, el jugador de baloncesto Brian Lynch, han contraído matrimonio en una ceremonia civil celebrada al amanecer en la localidad belga de Bree, ciudad natal de la jugadora. La boda tuvo lugar a las 6.00 de la mañana, una hora poco usual para contraer matrimonio, pero así fue el deseo de la novia: "Kim eligió esa hora tan temprana porque quería que su enlace con el estadounidense Brian Lynch se realizara dentro de un grupo reducido de personas", asegura un comunicado en el sitio oficial de internet de la ex tenista. El enlace civil, que estuvo oficiado por el burgomaestre Jack Grabiëls, sólo contó con la presencia de las dos familias. A pesar de que la boda estaba prevista para las ocho de la tarde del jueves, la presencia de los medios de comunicación hizo que Kim la aplazara al amanecer del viernes.

Clijsters, que fue la primera tenista belga en alcanzar el primer puesto del ranking mundial de tenis, puso fin a su carrera deportiva en mayo debido a un serie de lesiones que le hicieron perder la ilusión por el tenis, y acrecentaron sus ganas de vivir en pareja y formar una familia, sueño que se va convirtiendo en realidad, ya que la joven tenista esta embarazada de su primer hijo. Kim y Brian celebrarán este sábado una nueva ceremonia, esta vez religiosa en la misma localidad, y celebrarán la fiesta nupcial en compañía de numerosos invitados.

Más sobre

Regístrate para comentar