Paris Hilton se marcha de incógnito a Hawai

Ataviada con una larga peluca negra, pamela y gafas de sol la rica heredera trató de pasar inadvertida a su llegada a la isla

Tras pasar 23 días en prisión y después de conceder dos entrevistas tras su salida, -una a la publicación norteamericana People sólo horas después de haber recobrado la libertad, y otra en el programa de televisión de Larry King,- la rica heredera decidió marcharse de incógnito a la isla de Maui, en Hawai. Paris, que viajó hasta esta isla paradisíaca en su jet privado, aterrizó ataviada con un vestido largo muy veraniego de color blanco, unas gafas de sol de Chanel, una peluca larga de color moreno y una gran pamela de paja con el fin de despistar a los paparazzis. Pero si Hilton pensaba que así no iba a ser fotografiada, se equivocó, ya que su fisonomía y su forma de caminar son inconfundibles, por lo que fue fotografiada, a pesar de ir de incógnito por uno de los fotógrafos que le seguía los pasos.

Paris Hilton pretende con este viaje relajarse y olvidarse de su paso por la prisión de mujeres de Lynwood, California, donde a pesar de hablar con las presas, no contaba con el cariño ni de sus padres ni amigos. "Todas las otras reclusas me apoyaron mucho. Estaban conmigo. Pudimos hablar a través de las rejillas de ventilación y eran muy dulces" confesó la rica heredera en el programa de la CNN presentado por Larry King.

Tras estas merecidas vacaciones, Paris volverá de nuevo a su vida, aunque dejará las fiestas de lado, según ha anunciado, para dedicarse a cuidar de los demás. La joven heredera, que ha tenido mucho tiempo para reflexionar en la cárcel, parece que en los próximos días dará un giro radical en a vida.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más