Paris Hilton ya ha salido de prisión

La rica heredera dejó la cárcel de Lynwood pasada la medianoche y acompañada de sus padres

Paris Hilton ingresó en la prisión de Lynwood, California, el pasado domingo en la madrugada del día 3 de junio y ayer, pasada la medianoche (hora local de Los Ángeles), salía sonriendo y saludando a los fotógrafos tras su reclusión forzada.

La rica heredera ha querido que sus entradas y salidas de la cárcel fueran a altas horas para preservar -en la medida de lo posible- su privacidad pero tratándose de Paris resulta prácticamente imposible. Anoche cerca de doscientos fotógrafos aguardaban su salida de prisión y eso que se había anunciado que se produciría durante el día de hoy.

Paris salió feliz, sonriente, caminando hacia sus padres y saludando con la mano. A pesar de que su madre aseguraba que había perdido kilos, lo cierto es que no lo aparentaba. Es más, se le veía una cara más redonda. Paris se encontró con sus padres, Rick y Kathy Hilton a las puertas del coche en el que fueron a recogerla, ya fuera de las dependencias carcelarias y mientras era retratada por centenares de cámaras. Los funcionarios aseguraron que antes de salir, cambió el uniforme naranja de reclusa que tanto le horrorizaba por sus ropas de calle en sala de descanso de acceso público. Salió con el pelo recogido en una trenza, camiseta de tirantes blanca, sobre ella una elegante chaqueta entallada de manga corta, pantalones vaqueros pitillo y zapatos de tacón. En cuanto vio a sus padres se lanzó a los brazos de su madre al tiempo que exclamaba: ‘¡Mamá!’. Desde allí se dirigieron a un destino desconocido del que saldrá mañana para conceder su primera entrevista en el programa de televisión que Larry King presenta en la cadena CNN.

Más sobre: