El legado de Anna Nicole, a repartir entre el padre y el ex padre oficial de su hija

Larry Birkhead y Howard K. Stern administrarán a medias los bienes de la pequeña Danniellyn

Se acuerdan de aquella divertida comedia francesa llamada "Tres Solteros y un biberón", en la que, por circunstancias de la vida, tres hombres se veían obligados a ejercer de padres de un bebé a un mismo tiempo. Pues bien, como si de una broma del destino se tratase, el Comisionado de la Corte Superior de Los Angeles que leyó el pasado martes el testamento de Anna Nicole Smith, la modelo texana fallecida el pasado febrero en Florida a los 39 años de edad, ha establecido que la ficción se haga realidad, aunque tenga que ser cosas de dos. La resolución establece que los bienes maternos en disputa, entre los que figura en primer lugar la pequeña Danniellyn, de ocho meses de edad, vayan a parar a manos de Larry Birkhead, padre biológico de la niña, y Howard K. Stern, último esposo de Anna Nicole y, por lo tanto, padre provisional de Danniellyn hasta que un tribunal de Bahamas dio por bueno el análisis de ADN que señalaba al primero como padre único y verdadero.


Un testamento muy confuso
Fechado el 30 de julio de 2001, el testamento de Anna Nicole sólo aclara una cosa: que su hijo Daniel, fallecido como ella misma por sobredosis accidental de medicamentos, es el único heredero de sus bienes. "He omitido intencionadamente ofrecer bienes para mi esposo y otros herederos, incluidos maridos futuros e hijos y otros descendientes que vivan ahora u otros que nazcan o sean adoptados posteriormente", decía la modelo en el documento legal. De cumplirse esta voluntad al pie de la letra, Danniellyn estaría desheredada. Pero por suerte para ella y para sus "padres" las cosas no han resultado así. El propio abogado de Howard K. Stern, Bruce Ross, explicó a los periodistas a la salida de la vista que en breve presentará al tribunal el testimonio del abogado que redactó el testamento, en el sentido de que "la modelo de pantalones vaqueros nunca pretendió desheredar a Danniellyn". La que sí parece ¿definitivamente desheredada?, es la madre de Anna Nicole Simth, Virgie Arthur, aunque el comisionado, Mitchell L. Beckloff, también ha explicado que dará "aviso a la madre de Mrs. Smith para que intervenga legalmente si lo cree necesario".


Juntos y felices
Larry Birkhead y Howard K. Stern comparecieron juntos, casi de la mano, ante el tribunal, casi como una pareja de hecho se tratase, y recibieron con alegría la resolución del Comisionado, que desde un punto estrictamente legal ha nombrado al primero guardián de los bienes y al segundo ejecutor de la herencia. Lo que significa, como decíamos al principio, que los papeles y responsabilidades de ambos han de ser por fuerza compartidos: uno administra, el otro ejecuta. Vamos, que uno va al banco y otro cambia los pañales, a la espera de que la parte del león, la herencia fabulosa (se habla de más de 80 millones de dólares) que podría recibir en breve Danniellyn del ex marido de Anna Nicole Smith, el petrolero J. Howard Marshall II, les obligue a compartir aún más y mejor. En resumen, que uno podría comprar una fábrica de pañales y el otro comercializarlos mientras prepara el biberón.

Más sobre: