Kathy, madre de Paris Hilton, detalla como son las visitas a su hija en prisión

'Hablamos a través de cristales. Es triste. Es todo como sale en las películas'

No está siendo fácil para Kathy Hilton ver a su hija mayor, Paris, cumpliendo condena en el centro Century Regional Detention Facility. Kathy, acompañada de su marido, Rick, acudía a visitar a su hija y la experiencia, según ha comentado, fue de lo más dolorosa. La ex actriz contó a la publicación norteamericana People los detalles de las visitas permitidas a su hija: "Sólo es una hora a la semana. Treinta minutos los domingos y treinta los martes. Hablamos a través de cristales. Es triste. Es todo como sale en las películas. La separación por el cristal, el traje naranja,...Todo."

Kathy y su marido consiguieron mantener el tipo al ver a su primogénita en tales condiciones pero no fue tan fácil para su hija Nicky, de 24 años, que estuvo visitando a su hermana acompañada de Stavros Niarchos. "Nicky -contó Kathy- se puso histérica . Intentó poner su mejor cara pero no pudo. Nunca había visto a Nicky llorar".

¿Sentencia injusta?
La condena de cuarenta y cinco días en prisión a Paris Hilton por conducir cuando se le había retirado el permiso de conducir no fue bien recibida por ciertos sectores y no sólo por su familia. La sentencia fue tildada de exagerada y la polémica continuó cuando el sheriff de Los Ángeles decidió - sin consultar con los responsables judiciales- que continuara cumpliendo condena en su mansión de Beverly Hills. En tres días, Paris pasó de la prisión de Lynwood a su casa de allí a una cárcel hospitalaria y de vuelta a Lynwood. Su hermana Nicky dice que lo que más le ha molestado es que haya "gente que vaya a televisión diciendo que iba conduciendo y bebiendo. Ella no está en la cárcel por eso, está en prisión por haber conducido cuando le habían retirado la licencia". Su madre, tratando de asimilar lo sucedido, concluye: "Siempre creo que hay un lado positivo y un lado negativo y siento que este hecho puede llevar luz para que se den cuenta de que hay que tratar a todo el mundo igual, independientemente de quién sea".

Más sobre: