Paris Hilton, de nuevo entre rejas

La rica heredera gritó: “¡Mamá, mamá… no es justo!” mientras la policía la escoltaba hasta la cárcel

Despeinada, llorando y gritando. Así es como salió Paris Hilton, la tarde del viernes, del tribunal de Los Ángeles al conocer que debía de volver a la cárcel de inmediato. El juez Michael T. Sauer confirmó que Hilton tenía que regresar a la prisión de mujeres Century Regional Detention Center para seguir cumpliendo su condena de 45 días, 24 horas después de que el sheriff le otorgara prisión domiciliaria por ‘causas médicas’ no especificadas, que detonaron una lucha de poder entre la fiscalía y los agentes. Esta orden del juez cayó sobre Paris como un jarro de agua fría y con los ojos llenos de lágrimas gritó: "¡Mamá, mamá… no es justo!" mientras la policía la escoltaba hasta el correccional.

Horas antes, la heredera hotelera de 26 años llegó al tribunal esposada en una patrulla policial perseguida por cientos de fotógrafos y periodistas que no querían perderse una instantánea de este momento en la vida de Paris. La rubia entró a la sala sollozando, sin maquillaje y luciendo un largo jersey gris con pantalones deportivos, lloró y lloró a lo largo de la audiencia y su cuerpo temblaba constantemente al tiempo que se cubría los ojos con las manos para ocultar las lágrimas, que no paraban de deslizarse por sus mejillas. Fueron muchas las veces en las cuales Paris buscó con su mirada los ojos de sus padres, que unos bancos detrás de ella no paraban de decirle: "Te amamos".

Aunque los abogados de Hilton intentaron por todos los medios posibles que esta comparecencia tuviera lugar por teléfono, el juez T.Sauer determinó que no era suficiente una conversación vía telefónica y por ello la obligó a presentarse en los tribunales. Paris deberá cumplir la sentencia de cuarenta y cinco días de condena dictada por la Corte Superior de Los Ángeles por haber violado la libertad provisional que se le había impuesto por conducir bajo los efectos del alcohol.

La dureza de la cárcel
Desde su ingreso el en la cárcel este pasado viernes, Paris no ha comido ni ha dormido y ha recibido la visita de el doctor Charles Sophy, su psiquiatra. La joven multimillonario esta totalmente desolada."Estar en prisión es lejos la cosa más dura que he hecho", declaró Hilton, de 26 años, en un comunicado escrito publicado por su abogado, Richard Hutton. "Durante los últimos días, he tenido mucho tiempo para pensar y creo que estoy aprendiendo y creciendo gracias a esta experiencia", agregó. También Paris, en este comunicado, dio las gracias a todas las personas que continúan apoyándola. Hilton ha ordenado a sus abogados que no apelen la orden que la envió de nuevo a prisión, después de pasar tan sólo un día de reclusión en su mansión.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más