Jesulín de Ubrique y María José Campanario bautizan a su hijo Jesús Alejandro

El pequeño, que esta semana ha cumplido tres meses, ha recibido las aguas bautismales en la catedral de Jerez de la Frontera

La familia Janeiro-Campanario ha vivido hoy un día inolvidable. Tras cumplir la pasada semana tres meses de edad, Jesús Alejandro, el hijo pequeño de Jesulín de Ubrique, ha recibido este mediodía las aguas bautismales en la catedral de Jerez de la Frontera, Cádiz, localidad en la que viven habitualmente y a la que se han acercado, con motivo de la celebración, numerosos curiosos para no perder detalle de lo que ocurría fuera y dentro de la iglesia. El pequeño lució para la ocasión un típico faldón en color crudo.

A la ceremonia religiosa ha asistido la familia al completo, lo que ha permitido volver a ver juntos a los padres de Jesulín, Humberto Janeiro y Carmen Bazán, así como a los hermanos del diestro, Humberto, Víctor y Carmen, que acudió acompañada de su novio César, futbolista del Betis. La celebración también contó con la presencia de la hija mayor de Jesulín, Andrea, de ocho años. Hace unos días, su madre, Belén Esteban, decía que la niña ya tenía listo el vestido para asistir al bautizo de su hermano. Con su claridad habitual, Belén añadió: "Yo no voy a ir porque ni me han invitado ni pinto nada".

Cuando Jesús Alejandro nació, todos coincidieron en destacar que el recién nacido se parecía a su padre, "aunque más guapo". Jesús y María José tienen una hija mayor, Julia, que este verano cumplirá cuatro años.

Más sobre: