Paris Hilton posa con glamour para su ficha de prisionera

La rica heredera ingresó el pasado domingo en una cárcel de California para cumplir la sentencia de su condena

Nunca una foto de ficha policial había tenido tanto glamour. Paris Hilton ingresó el pasado domingo por la noche en el centro penitenciario Century Regional Detention, en Lynwood, California, y posó ante la cámara del funcionario de turno como si fuera a protagonizar una campaña publicitaria, melena a un lado, las extensiones perfectamente colocadas, la barbilla baja y mirada sensual. El resultado fue el mejor retrato de todos los historiales que se guardan en esta cárcel.

Paris llegó acompañada de su madre, Kathy, y su hermana, Nicky. Se despidió de ellas en las puertas del centro con lágrimas en los ojos y se puso a disposición de los funcionarios de prisiones. Su abogado, Richard A. Hutton ha destacado la fuerza de su cliente y el portavoz del departamento del Sheriff, Steven Whitmore, ha corroborado la versión del letrado. Después de que su madre y su hermana la dejaran sola, se procedió al proceso a seguir en todos los ingresos. Se le tomaran las huellas digitales, después se le realizó un breve examen médico, se le dio un número de informe y una pulsera identificatoria y cambió sus ropas de calle y accesorios por el uniforme del centro, camisa y pantalones de color naranja.

Sin compañera de celda
Por el momento, Paris está sola en una celda de 4 x 2,5 metros, todavía no se le ha asignado compañera y está en esta pequeña habitación veintidós horas al día. Las comidas se realizan en turnos de veinte minutos cada una y la hora restante se dedica al recreo. Desde el departamento del Sheriff, se señala que la rica heredera ha sido ha sido educada y agradecida con los funcionarios.

Paris deberá cumplir la sentencia de cuarenta y cinco días de condena dictada por la Corte Superior de Los Ángeles por haber violado la libertad provisional que se le había impuesto por conducir bajo los efectos del alcohol. Las autoridades han presupuesto el buen comportamiento de la siempre polémica heredera por lo que serán veintitrés los días que tenga que estar en prisión. Ella, según su abogado, "utilizará este tiempo para reflexionar sobre su vida, decidiendo que está en su mano para hacer el mundo mejor". A la modelo y actriz no al hemos visto con el uniforme de prisionera aunque en el museo Madame Tussauds de Nueva York no han perdido la oportunidad y han vestido su estatua con un traje de rayas.

Más sobre

Regístrate para comentar