Paris Hilton ingresa en prisión, horas después de aparecer en los premios MTV Movie

Paris Hilton cambió este fin de semana el glamour de la alfombra roja de los premios MTV Movie en Los Ángeles por una reducida celda en el Century Regional Detention Facility, a las afueras de dicha ciudad. El domingo día 3, pocas horas después de divertirse en la multitudinaria fiesta, la heredera ingresó en prisión para cumplir el mínimo de 23 días de condena -los 45 días iniciales por el juez se reducen por buena conducta- que le impusieron por conducir cuando le habían retirado el permiso (tras ser detenida circulando en estado de embriaguez). Aunque era el 4 de junio cuando expiraba la fecha límite impuesta por la Corte Superior de Los Ángeles para su entrada en el centro, Paris no quiso retrasar el momento de la verdad y se enfrentó a la situación para la que lleva preparándose, espiritual y físicamente, varias semanas -se la ha podido ver en misa, comprando libros de contenido religioso y asistiendo a sesiones de entrenamiento previendo, tal vez, una tensa relación con el resto de las reclusas.

’Cuando salga seré más fuerte’
Su letrado fue el que confirmó la entrada en prisión de la millonaria heredera que hizo sus últimas declaraciones en la fiesta, que fue como una despedida de la vida social. "Tengo el apoyo de mis amigos, familia y fans y ha sido de gran ayuda. He recibido cientos de cartas de gente de todo el mundo, lo que ha sido inspirador y me ha ayudado" aseguró. "Estoy realmente asustada, pero estoy preparada y espero ser un ejemplo para la gente joven" explicó. La joven de 26 años añadió que, cumpliendo esta condena, quiere mostrar que "puede hacerlo, que quiere ser tratada como todo el mundo y que si lo hace, pues lo tiene que hacer bien".

Siguió sincerándose con la prensa en su discurso diciendo lo mucho que ha cambiado su vida en las últimas semanas, desde que supo que tenía que pasar una temporada en la cárcel. "He tenido mucho tiempo para pensar y reflexionar sobre mi vida y darme cuenta de lo que es importante. Aunque sea algo que me da miedo, lo estoy utilizando en sentido positivo y cuando salga, empezaré una nueva vida y seré, si cabe, más fuerte de lo que soy". Añadió que, en esa búsqueda espiritual que ha hecho, la Biblia ha sido uno de los pilares fundamentales en los que se ha apoyado: "He leído mucho. Sé que saldré de la cárcel como una persona nueva".

Tal y como dictan las normas del centro penitenciario, Paris Hilton permanecerá en su celda durante 22 horas al día, mientras que el resto del tiempo lo repartirá entre las tres comidas y un pequeño recreo. Además y teniendo en cuenta que se le quiere prestar el mismo trato que al resto de reclusas, la polifacética heredera compartirá el reducido espacio de su celda con una compañera. Para matar el tiempo, ha comprado numerosos libros y DVD en diversas tiendas de Los Ángeles.

Más sobre: