Las mejores imágenes de Riyo Mori durante su participación en Miss Universo

Se acabó el reinado de las latinas en los concursos de belleza internacionales. Lo que ahora triunfa son los rasgos orientales y Riyo Mori, Miss Universo 2007, es quién mejor lo sabe. La japonesa compartió un mes inolvidable con sus setenta y seis compañeras en el certamen y cuando todo apuntaba que, de nuevo iba a ser una latina la ganadora, el jurado decidió que fuera ella la coronada.

Ni Venezuela, ni Brasil, ni España (que ni siquiera pasó la primera ronda), la tiara de Mikimoto con 120 perlas y cientos de diamantes fuera el país del Sol Naciente. Riyo se lleva el gran premio y la inolvidable experiencia de sentirse princesa durante cuatro semanas. Los treinta días de concentración en México le han dejado muchas sorpresas, los días en Cancún, los desfiles preparatorios, Cozumel y las largas sesiones fotográficas,...Un esfuerzo que la ha llevado a Manhattan donde esta semana debutará con las responsabilidades que la organización de Donald Trump le marca durante el año de reinado.

Más sobre: