Victoria Beckham pasa una hora en la comisaría de Beverly Hills

La policía le paró a la salida de un centro comercial y tuvo que ir a homologar su licencia de conducir británica con la estadounidense

Victoria Beckham ha tenido su primer encuentro con la policía de Beverly Hills. La mujer de David Beckham conducía su nuevo todoterreno tras hacer unas compras en un centro comercial de la zona. La artista iba acompañada de sus guardaespaldas y escoltada por un escuadrón de papparazzi. Al principio, Victoria se tomó con muy buen humor el requerimiento policial. Saludó amablemente al agente y le sacó todos los papeles del coche que le pidió con una sonrisa.

Él ni se inmutó cuando la vio bajarse del vehículo con una ceñida falda negra, zapatos con plataforma de tacón de más de diez centímetros y una blusa negra suficientemente desabrochada como para que se viera el sujetador de color amarillo fluorescente que llevaba. El policía estaba tan acostumbrado a las estrellas de Hollywood que ni varió el gesto ante la mujer del futuro futbolista del equipo L.A.Galaxy.

Al parecer, el agente le indicó a Victoria que debía homologar su licencia de conducir británica con la estadounidense y la atractiva inglesa tuvo que visitar la comisaría local. Para entonces a Victoria ya le había variado la cara y no le hacía tanta gracia que la aventura policial durara más de lo que había previsto.

Con gesto altivo y paso firme, entró en la comisaría y allí tuvo que pasar más de una hora hasta que todo el papeleo estuvo resuelto. A Victoria se le amargó la mañana aunque seguro que ha sido toda una experiencia dentro de su vida de megaestrella.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más