Gerry McCann: 'Buscaré a Madeleine por todo el mundo'

El padre de Madeleine ha viajado a Reino Unido por primera vez desde la desaparición de su hija, para organizar su búsqueda

El padre de la niña desaparecida el pasado 3 de mayo en Portugal, Gerry McCann, ha regresado a Reino Unido. Es la primera vez que Gerry se separa de su familia desde que comenzaron la búsqueda de Madeleine, aunque, al parecer permanecerá allí sólo un día para reunirse con los organizadores de la campaña de la búsqueda de la pequeña. Después regresará a El Algarve, de donde no se ha movido desde la desaparición de su hija, y donde espera, impaciente junto a su familia, noticias sobre el paredero de su pequeña. "Buscaré a Madeleine por todo el mundo", asegura su padre, que no ha perdido la esperanza y no descansará hasta encontrarla, aunque tenga que buscarla "debajo de cada piedra".

Muchas son las personas que están colaborando en la búsqueda de la pequeña a través de la página web www.findmadeleine.com, distribuyendo fotografías, haciéndo llamamientos a través de la televisión y mediante donaciones, que ya superan los 100.000 euros. Los padres de Madeleine, Garry y Kate han creado el Fondo Madeleine McCann para encontrar cualquier pista que pueda traer a su hija de vuelta a casa y para ayudar a otras familias que puedan ser víctimas de una situación similar. También se ofrecen millonarias recompensas por alguna pista fiable sobre su paredero.

Numerosas nuestras de apoyo
Mientras Gerry organiza desde que el Reino Unido una búsqueda a nivel internacional, su esposa, Kate, espera en el Algarve junto a sus mellizos Amelie y Sean y el peluche de Madeleine, del que no se ha separado desde la trágica desaparición de su pequeña. En la Iglesia de Praia de Luz muchos vecinos han mostrado su apoyo a la familia y han depositado en la puerta flores, fotos de la niña y un muñeco con la inicial de su nombre la ‘M’. En Inglaterra, su tierra natal, se han volcado con su búsqueda y el pasado domingo durante la final de la Copa de Inglaterra, disputada en el Estadio Wembley entre el Chelsea y el Manchester United, cientos de seguidores llevaban una camiseta con su foto y antes de que comenzara el encuentro, pusieron un vídeo de Maddie. Por su parte la policía portuguesa continúa con la investigación y muchos vecinos de la zona donde la niña de cuatro años fue secuestrada han sido interrogados y se les ha incautado material informático.

Más sobre

Regístrate para comentar