Isabel Pantoja canta en Madrid y Julián Muñoz declara ante el juez

Gran éxito de la cantante en su segundo recital desde que se decretara su libertad bajo fianza

El mismo día en el que se destapaba que la policía investigaba también las cuentas de su hijo, Kiko, Isabel Pantoja se subía al escenario de la Pradera de San Isidro para dar el segundo concierto desde que fuera puesta en libertad bajo fianza.

Entera, segura y agradecida ante las muestras de cariño, la cantante triunfó ante un público completamente entregado. Los había que desde primera hora de la tarde guardaban su sitio para no perderse el recital más polémico de las fiestas de San Isidro. Isabel eligió el mismo repertorio que en su concierto de Valladolid, dos días antes. No tuvo que ser un concierto fácil para la artista que obre el escenario se creció. Horas antes de su actuación, se desvelaba que Roca, el presunto cerebro de la trama de la Operación Malaya, guardaba una carpeta naranja encabezada con estas iniciales J.M., I.P. y M.Z., es decir, referidas a Julián Muñoz, Isabel Pantoja y Mayte Zaldívar. Tras ellas estaba el nombre del hotel Guadalpín.

El de ayer fue un día intenso para Isabel y no sólo por el concierto. El divorcio de su pareja, Julián Muñoz, y Mayte Zaldívar se resolvió ayer y, además, a Julián se le vio por primera vez desde su huelga de hambre. El ex alcalde de Marbella fue trasladado desde la cárcel provincial del Jaén, donde cumple condena firme, al juzgado de instrucción de Marbella para prestar declaración. Muñoz aparecía sonriente, muy peinado y no se apreciaba los kilos perdidos con la huelga de hambre de seis días para protestar por el modo con el que su novia fue tratada durante la detención.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más