Roberto García se ha trasladado a la casa en la que tenía planeado vivir con Érika Ortiz

El joven y la hermana de la Princesa de Asturias habían elegido este piso para empezar una nueva etapa

Roberto García Campos se ha trasladado a su nueva casa, tal y como tenía previsto desde hace unos meses, con la significativa diferencia de que, desgraciadamente, no ha podido empezar esta nueva vida como quería, junto a Érika Ortiz. Roberto y Érika habían elegido juntos esta casa a las afueras de Madrid. Es de nueva construcción, está situada en una zona tranquila y tiene amplias zonas comunes, en las que destaca una zona infantil de juegos. Este era uno de los aspectos más importantes que Érika había tenido en consideración a la hora de elegir el nuevo hogar en el que pensaba vivir con su novio, Roberto, y Carla, la hija que tuvo en su relación con Antonio Vigo.

El trágico fallecimiento de la hermana menor de la princesa de Asturias acabó con la ilusión de todos estos nuevos planes. No hay que olvidar que fue Roberto quien halló a su novia en el piso de Valdebernardo en el que ella vivía desde que se anunciara el compromiso matrimonial de su hermana Letizia con el príncipe Felipe, y que antes había sido la casa de la Princesa de Asturias. Érika había vivido allí con Antonio Vigo hasta hace un año, cuando se separaron, y a principios de éste había escogido el nuevo hogar en el que deseaba vivir junto a Roberto y su hija.

Estos días, Roberto ha comenzado a instalarse en esa casa, y no con alegría, como esperaba, sino con mucha tristeza. Esta semana todavía acudía a dormir a su antiguo piso, mientas que pasaba el día trasladando sus cosas a la nueva residencia. Al parecer, no ha acudido a su trabajo en las últimas jornadas, quizá porque haya pedido unos días para la mudanza. El trabajaba como iluminador en la productora de televisión Globomedia, la misma empresa en la que trabajaba Érika Ortiz, quien en las últimas semanas antes de su muerte había solicitado una baja por depresión. Roberto se muestra triste, apesadumbrado, nada que ver con las imágenes con las que le conocimos, sonriendo y bromeando con su novia mientras paseaban de la mano. Ahora intenta sacar fuerzas para enfrentarse a la desaparición de la persona con la que tenía todos sus proyectos de futuro.

Más sobre

Regístrate para comentar