Mister Mundo 2007, es español, de Málaga, y está a punto de vivir un sueño que no esperaba. Juan García, de veinticinco, años ha regresado a nuestro país por unas semanas, mientras prepara el traslado a Londres. Cuando ya pensaba dar por concluido su aventura como Mister España, debuta en una nueva y mucho mayor, como nos desveló a su regreso a nuestro país con el título de belleza internacional.

Juan, ¿sigues sin novia?
‘Fui a China, donde se celebró el certamen, sin novia, hice el vuelo Hon Kong-Londres sin novia, y llegué a Málaga sin novia
¿Crees que a las chicas les puede intimidar que seas Mister Mundo?
a las chicas si les afectaba que yo fuera Mister España, así que ahora supongo que más pero yo soy Juan, un chico muy normal y familiar
¿Cómo te encuentras?
Estoy en una nube
¿Cómo se te presenta este año?
Voy a conocer a mucha gente y voy a viajar por todo el mundo. Han llegado ofertas de trabajo de Estados Unidos, Sudamérica, Inglaterra, Sudáfrica, Australia y China
¿Qué ha sido lo mejor de estos días?
Lo mejor fue ver la cara de mi padre cuando me presenté en su restaurante, en Málaga, sin que lo esperara y tras haber conseguido el título
¿Te veías con posibilidades?
Nunca sentí que pudiera ganar. Estuve súper tranquilo y eso me ayudó. Lo que sentí fue muy parecido a cuando gané Mister España. Lo primero que hice fue mirar a mi hermana que estaba allí y ella asentía con la cabeza diciéndome que sí, que era yo quién había ganado
¿Cómo fue el concurso?
Han sido 24 días inolvidables. Nos levantaban a las cinco y media o las seis de la mañana y después teníamos clase de Tai-Chi o Kung Fu, desde allí empezaban las pruebas. Había muchas competiciones deportivas que creíamos que no importaban pero todo valía. Sobretodo por el esfuerzo y el espíritu de superación que se demostraba. Tuve mi recompensa después de todo lo que había trabajado. Siempre intenté tener todo controlado. Desde que llegué no hablé una palabra de español, siempre en inglés para así estar más preparado en la entrevista con el jurado. Nunca llegué tarde, escogí con cuidado y sin repetir la ropa que llevaba, gracias a Hugo Boss que me dejó mucho vestuario. Nunca iba con gorras o gafas de sol
También hubo una prueba de talentos
En la prueba de talentos hice una decantación de vinos

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más