El pequeño Jesús se parece a su padre, Jesulín de Ubrique

Las primeras visitas al recién nacido coinciden en destacar el parecido entre ambos

Las primeras visitas para conocer al pequeño Jesús Janeiro Campanario no se hicieron esperar. Ayer, pocas horas después de su nacimiento, su abuela paterna, Carmen Bazán, llegaba acompañando a su nieta Julia, la hermana del recién nacido. Carmen Janeiro y sus hermanos, Humberto y Víctor, llegaban poco después y todos coincidían en señalar lo mucho que se parece el bebé a su padre, Jesulín de Ubrique.

Al orgulloso padre, todavía no se le ha visto. Ha estado en todo momento acompañando a su mujer, María José Campanario, que dio a luz a las seis de la mañana de ayer en una clínica de Jerez de la Frontera. Desde que la pequeña Julia, de cuatro años, empezara el colegio el matrimonio decidió dejar su casa de El Bosque, cerca de la finca Ambiciones, para vivir en Jerez.

Quién aún no conoce a su hermano es Andrea, la hija que el diestro tuvo en su relación con Belén Esteban. La niña, según aseguraba esta mañana su madre en un programa de televisión, viajará en los próximos días a Cádiz para conocer a su hermanito. También Humberto, el patriarca de los Janeiro, ha estado conociendo a su primer nieto varón. Poco a poco las aguas vuelven a su cauce y la familia recupera la armonía perdida como demuestra la presencia de los dos Humberto, padre e hijo. No hay que olvidar que no hace mucho Jesús echó a su hermano de Ambiciones porque consideraba que no había defendido a su mujer, María José Campanario, en cierto momento. Todo forma parte del pasado y la familia unida celebra la llegada del pequeño Jesús.

Más sobre: