Telma Ortiz no ha podido llegar a tiempo para el responso por su hermana Erika

En cuanto conoció la fatal noticia, tomó un vuelo desde Manila, donde trabaja con la Agencia Española de Cooperación Internacional

Telma Ortiz Rocasolano no ha podido estar en el responso por su hermana menor, Erika, fallecida ayer en su casa de Madrid. Telma trabaja en la Agencia Española de Cooperación Internacional, está destinada en Manila, Filipinas, y le ha sido imposible llegar a tiempo para acompañar a su familia en unos momentos tan dolorosos.

Telma, de treinta y tres años, salió en dirección a España en cuanto conoció la fatal noticia. Era a primera hora de la mañana (hora local) aunque la diferencia horaria y la distancia entre Madrid y Manila ha hecho imposible que estuviera a tiempo para acompañar a sus padres y hermana en el adiós a Erika.

Amigos y compañeros de Telma comentaron: "Está destrozada" y deseando volver a Madrid lo antes posible para reunirse con su familia. La hermana mediana de doña Letizia tomó el primer vuelo que salía de Manila en dirección a Madrid pero aún así no ha podido llegar a tiempo para el responso y la incineración que se oficiaba en el cementerio de La Paz de la capital a las dos de la tarde de hoy, cuando se cumplían veinticuatro horas desde que la juez salía del domicilio de Erika tras decretar el levantamiento del cadáver.

Más sobre: