el efecto invernadero se dispara

La Tierra tiene la fiebre alta y está gravemente enferma de CO2. Este diagnóstico, avalado por la comunidad científica, viene a confirmar la alarma de veteranos defensores del medio ambiente como el ex vicepresidente Al Gore, que acaba de lanzar un reto a la humanidad: “Todavía hay tiempo para frenar el efecto invernadero”

La supervivencia de la civilización tal y como la concebimos en la actualidad está en peligro y todo indica que a este ritmo de crecimiento descontrolado de las emisiones de CO2 las "mutaciones atmosféricas" no han hecho más que empezar, pero también hay que señalar que por primera vez en la breve historia de la era industrial los representantes políticos parece que han empezado a debatir sobre el calentamiento del planeta en un marco ajeno a las ideologías e intereses de Estado. ¿Será un espejismo?


Histórica reunión en París
El informe publicado el pasado 2 de febrero en París, en el marco de la reunión del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (PICC), asegura que, con una fiabilidad del 90%, los gases del efecto invernadero serán los directos responsables de un ascenso medio de las temperaturas de 3º hasta el año 2100, aunque también se plantea la hipótesis catastrofista de que el termómetro se eleve por encima de los 6º, como podría llegar a ocurrir en el corazón de la Amazonía debido a la deforestación indiscriminada de la selva. También se señala que, con unos niveles de dióxido de carbono (CO2) un 35% superiores a los registrados con anterioridad a la revolución industrial, la situación exige una reducción drástica de las emisiones, algo a lo que no todos los países parecen estar dispuestos, empezando por EE UU. Pero el inmovilismo del país responsable del 40% de las emisiones de CO2, que se sigue resistiendo a ratificar el Tratado de Kioto, ya no es el mismo de hace unos años. El imprevisible gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, ha sido el primero en posicionarse en contra de las tesis oficiales del partido republicano y ya ha anunciado su intención de reducir un 25% las emisiones de gases efecto invernadero en los próximos 13 años, iniciativa a la que se han sumado otros estados como el de Nueva York, Nueva Jersey y Oregón.
El ex-vicepresidente norteamericano Al Gore, convertido en héroe de la lucha contra el cambio climático desde la publicación de su libro La tierra en la balanza en 1992, acaba de señalar en la cumbre Energía, Municipio y Calentamiento Global reunida esta semana en Madrid que si bien "la mayor responsabilidad recae sobre China y EE UU, la Unión Europea debe dar ejemplo con medidas urgentes". Por el momento, nuestros políticos ya han mostrado su intención de impedir que se superen los 2º de ascenso reduciendo las emisiones entre un 20% y un 30% hacia 2020 y hasta un 80% en la segunda mitad del siglo XXI. Pero ¿es suficiente? Los ecologistas, con Greenpeace a la cabeza, exigen una reducción de la emisiones del 50%, algo a lo que nadie parece estar dispuesto. Mientras tanto...

Más sobre: