Doda Miranda reconoce que firmó un acuerdo prenupcial antes de su boda con Athina

'Ella es la heredera. Yo soy sólo su marido'

Athina Onassis celebró su veintidós cumpleaños en Suiza, donde su marido, Doda Miranda, participaba en el Gran Premio de Zurich. No hubo una gran fiesta y, mucho menos, una celebración pública. Ni ella ni su marido han querido desvelar como lo festejaron. La heredera Onassis no ha concedido jamás una entrevista y lo poco que se sabe de su vida privada ha sido por las contadas declaraciones de su marido.

En una entrevista publicada en la revista ¡Hello!, el jinete ha querido aclarar algunos de los comentarios que se refieren a su matrimonio.

Doda ha hablado por primera vez del contrato prenupcial que firmó antes de casarse, el 3 de diciembre de 2006. El jinete brasileño comentó: "Fue una de las primeras cosas que decidimos ante de casarnos. Yo lo propuse y Athina aceptó. Ella es la heredera, yo soy sólo su marido. Si tuviéramos un hijo, él o ella sería el heredero pero no tengo nada que ver con la fortuna Onassis. Era fundamental que esto quedara claro desde el principio , lo que es mío, es mío y lo que es suyo. Es suyo incluso si es millones de veces más grande que lo mío. Así es como me educaron. Todo lo que hago hoy, es lo que solía hacer antes. Siempre tuve el apoyo de mi padre que es un empresario de éxito, y de los sponsors. Muchas de las medallas las gané antes de conocer a Athina".

‘No tengo mucho contacto con el padre de Athina’
Las desavenencias entre Athina y su padre, el empresario Thierry Roussel parecieron acrecentarse tras la boda de la heredera Onassis. Ni él ni su esposa, Gaby, asistieron al enlace. El día de su boda Athina sólo contó con la presencia de un familiar directo, su hermanastra Sandrine. Poco después se sabía que había decidido a renunciar a su apellido paterno para adoptar el materno. Desde hace un año no es Athina Roussel sino Athina Onassis y así consta en todos sus documentos oficiales. Doda, en cambio, insiste en qué no mantienen una mala relación: "Yo no tengo mucho contacto con Thierry. Él está ocupado y viaja mucho pero Athina ve a su padre con más frecuencia de la que yo veo al mío. Esa historia de que tengo problemas con la familia de Athina es una exageración".

La novedad es que Athina está cada día más vinculada a sus orígenes griegos de los que su padre trató de apartarla tras la trágica muerte de su madre, Cristina Onassis. Eso fue cuando la niña tenía tres años y hasta los doce no volvió a la tierra de sus antepasados. Ahora, junto a Doda, parece haber redescubierto el amor por la tierra de sus abuelos y de su madre y dónde se conserva la Fundación Alexander Onassis: "Me encanta Grecia. Me tratan muy bien allí y admiro el cariño que los griegos tienen a mi mujer. La gente nos para por la calle para hacernos fotos. Me dicen que tengo que cuidar muy bien a Athina, nos dicen que la quieren. Nos muestran lo preocupados que están por su felicidad. El año pasado estuvimos cuatro veces".

Más sobre

Regístrate para comentar