Así se convirtió David Beckham en el príncipe de 'La Bella Durmiente'

David Beckham no pudo resistirse a ser inmortalizado como un personaje de cuento infantil. El deportista más reconocido internacionalmente se subió a lomos de una caballo blanco y desenfundó una espada como si realmente se estuviera enfrentando al temido dragón. Beckham fue retratado así por la fotógrafa Annie Leibovitz para la nueva campaña de Disney, "Año de millones de sueños", en la que representa al príncipe Felipe que despertará con su beso a la Bella durmiente.

El futbolista se lo pasó como un niño con la transformación, no en vano es un gran admirador del mundo Disney: "Me encantaban los personajes de Disney cuando era niño y a mis hijos les fascinan hoy. Son parte de sus vidas, una gran parte de las vidas de todos los niños del mundo así que ser parte de esto es un honor". Y luego confesó: "Me encanta ir a los parques Disney, soy un niño grande".

La fotografía se tomó a las afueras de Madrid, cerca de un lago y la retratista vio al todavía futbolista como un héroe muy masculino capaz de salvar cualquier tipo de obstáculo para salvar a su princesa, que en este caso no era su mujer, Victoria. Las nuevas tecnologías han permitido que se añada después la figura del dragón y se de a toda la escena la imagen de un cuento de hadas. David no es, sin embargo, la única estrella escogida para esta campaña. La cantante Beyoncé da vida a Alicia en el país de las maravillas mientras que la actriz Scarlett Johansson es la Cenicienta. La musa de Woody Allen lució una tiara de diamantes del prestigioso joyero Harry Winston de sesenta quilates y valorada en más de 300.000 euros.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más