Ortega Cano recibe el alta: 'Estoy perfectamente para volver a los ruedos'

El torero abandonó ayer el hospital Santiago Ramón y Cajal en el que estaba ingresado desde el lunes

El torero José Ortega Cano salía ayer tarde del hospital Santiago Ramón y Cajal de Madrid en el que permanecía ingresado desde el pasado lunes. Desde el centro clínico no se ha emitido ningún parte médico y fue el propio diestro quién a su salida, por la puerta principal del hospital, comentó que se ha tratado de una gripe mal curada, que se asustaron porque acababa de encontrarse bien y resultó que se había convertido en un principio de neumonía.

El próximo cuatro de marzo es la elegida para su regreso al toreo después de dos largos años de retirada forzosa. Desde que se detectara la grave enfermedad que acabó con la vida de su esposa, Rocío Jurado, José se había dedicado completamente a ella. Con su reaparición en la plaza de toros de Olivenza cada día más cercana, al diestro le preocupaba también estar en plena forma así que, según dijo a su salida del hospital, ha aprovechado para hacerse un chequeo y el resultado ha sido este: "Estoy perfectamente para volver a los ruedos".

Ortega Cano no quiso preocupar a sus hijos, recién incorporados a su nuevo colegio en Sevilla, por su ingreso hospitalario, así que no les dijo nada. Les acompañó a su nueva escuela en el primer día tras las vacaciones navideñas y desde allí, en lugar de volver a su finca sevillana, Yerbabuena, tomó un AVE con dirección a Madrid para ingresar en el hospital Santiago Ramón y Cajal. Sabía que no iba a ser más de un día así que a José Fernando y Gloria Camila les dijo que tenía que hacer unas gestiones en la capital. Ayer, tras su salida del centro médico tomó el AVE que le llevaría de vuelta a Sevilla.

Más sobre

Regístrate para comentar