Ana Obregón nos descubre a Darek, su 'amigo especial'

Un atractivo modelo de nacionalidad polaca con quien salió a cenar a un restaurante de Madrid

No quería Ana desvelarnos la pasada semana la identidad de ese "amigo especial" que parece haber llenado de ilusión y felicidad su vida, por mucho que insistiéramos. Nos dijo, eso sí, que se trataba de un modelo de nacionalidad polaca al que había conocido en Los Angeles. Ahí se quedó la cosa. Ni un solo dato más. Ni siquiera el color de sus ojos. De todas formas, tan sólo ha habido que esperar unos días para que sea la propia actriz quien nos descubra cómo es Darek —que así se llama el atractivo polaco rubio de ojos azules y sonrisa cinematográfica—, al salir de cenar juntos en un restaurante.

"Algo pasa" entre ellos
Hace escasas semanas, cuando publicábamos un reportaje de la Reina de Inglaterra pasando revista al regimiento de su nieto Guillermo, decíamos que una mirada valía más que mil palabras. Pues bien, en este caso, tres cuartos de lo mismo. Basta con darse uno cuenta de la forma en la que Ana mira a Darek para ver que "algo pasa" entre ellos. La actriz, que se está planteando volver al cine, no podía apartar la vista de su acompañante. Tampoco algunas de las chicas que por allí pasaban casualmente. Claro que Ana también acaparó alguna que otra mirada masculina. Botas de piel blancas con la puntera negra por encima de la rodilla —el blanco está de moda este invierno— y bolso plateado.

Hay una cosa clara: a Ana se la ve feliz al lado de Darek, por mucho que ella se empeñe en decir que no quiere. El hombre de su vida es su hijo, Alex. Nadie lo pone en duda, pero que Ana se siente atraída por Darek es un hecho. Otra cosa es el amor que, por supuesto, puede llegar, haber llegado ya o no llegar nunca. Habrá que esperar. Por cierto, a la popular actriz parecen agradarle los hombres de la denominada Europa del Este. Recordemos a Davor (Suker), el ex futbolista del Real Madrid con el que mantuvo una larga relación. Hoy son excelentes amigos.

Más sobre

Regístrate para comentar