La policía acaba con la fiesta prenavidad de Paris Hilton

La rica heredera reunió a sus amigos en una cena informal de pizza que terminó por ser demasiado ruidosos

Paris Hilton convocó a sus amigos a la fiesta que cada año organiza días antes de la llegada de Navidad. No faltaron ninguno de sus íntimos. Sus mejores amigas, Nicole Richie y Kimberly Stewart fueron de las primeras en llegar. Nicole, muy discreta con una capa corta de pata de gallo y Kimberly dejando a todos boquiabiertos con su atrevido look en negro total, con falda muy corta y medias por encima de la rodilla.

Mucho más discretos fueron el resto de los asistentes. Kathy y Rick Hilton llegaron a la casa de su hija mayor en Beverly Hills llevando un regalo, tampoco faltó su hermana pequeña, Nicky, ni amigos como Brandon Davis y la cantante Fergie. El plato principal de la noche no fue ninguna suculencia navideña sino un clásico de la comida rápida, pizza. Paris ejerció de reina de la noche con un vestido largo rojo mientras que el resto de sus amigos vestían de modo mucho más informal, con vaqueros, zapatos planos y camisetas. Se echó en falta a la última gran amiga de la heredera Hilton, Britney Spears que se habían convertido en inseparables las últimas semanas.

Los no invitados que acabaron con la fiesta fue la policía de Los Ángeles ya que dos coche patrulla llegaron a la casa ante las quejas de algunos vecinos por el volumen del ruido. Con ellos llegó el fin de la celebración.

Más sobre: