Fernando Alonso, en compañía de Raquel del Rosario, recibe el trofeo de campeón mundial de F1

Es la primera aparición pública de la pareja tras los rumores que apuntaban a una posible boda en las Islas Maldivas

El piloto español Fernando Alonso ha recibido en Montecarlo por segundo año consecutivo, en el transcurso de la Gala Anual de la Federación del Automóvil (FIA), el trofeo que le acredita como campeón mundial de F1. El asturiano, que a partir del año que viene correrá para la escudería McLaren, acudió a la gala acompañado de su novia Raquel del Rosario, cosechando así la atención de los allí congregados ya que esta es la primera aparición pública de la pareja tras los rumores que apuntaban a una posible boda "secreta" en las Islas Maldivas, para evitar así el acoso de los paparazzis. Pero lo cierto es que la pareja viajó hasta el océano Índico como mero viaje de placer y no con el fin de contraer matrimonio.

La gala de Mónaco produjo en Alonso un gran cambio, ya que el el piloto reemplazó su habitual mono azul por un tradicional esmoquin con pajarita, mientras que su novia, la cantante del grupo El sueño de Morfeo, lucía un vestido de satén negro con escote en uve drapeado muy a la moda, con tendencia de corte imperial. Fernando que se convirtió en el rey indiscutible de la fiesta, ya se había estrenado el año pasado en este tipo de acontecimientos al recibir el doble trofeo que le acreditaba como el campeón del mundo de F1 más joven de todos los tiempos, seguido del premio de constructores que recibió Renault. Este año la historia se volvió a repetir de la misma forma y, el asturiano, reapareció de nuevo para acoger entre sus manos el mismo trofeo, está vez de campeón mundial de Fórmula uno 2006.

Una gala a toda velocidad
Fernando, que posó muy sonriente a su llegada al Sporting Club de Montecarlo -el mismo lugar donde hace ya 50 años se acoge el conocido Baile de la Cruz Roja- junto a su pareja, también se fotografió más tarde junto al piloto francés del Rally Mundial Sebastien Loeb, quien así mismo revalidó su título mundial por tercera ocasión consecutiva. Alonso tampoco quiso perderse la oportunidad de conversar con el director de la escudería Renault, Flavio Briatore, quien acudió acompañado de una bellísima mujer, Elisabetta Gregoraci.

Otro de los protagonista fue el alemán Michael Schumacher, uno de los mayores rivales de Alonso dentro de los circuitos. Schumacher, quien acudió al evento acompañado de su mujer Corinna, se retiro profesionalmente de las competiciones nada más concluir el Gran Premio de Brasil, en donde se cerró el Mundial de F1 de esta temporada tras haber cosechado, durante toda su carrera como piloto, siete títulos. También hubo otros muchos galardonados, entre los que cabe destacar la medalla de oro concedida a Sir Stirling Moss, ganador de dieciséis carreras de F1, el otorgado a el presidente de Bridgestone por el desarrollo de la campaña "Piensa antes de conducir" y el entregado a Antonio Albacete, que volvió a ganar el Campeonato de Europa de camiones.

Más sobre

Regístrate para comentar