Athina Onassis y su marido, Doda Miranda, vuelven a estar en Brasil y su primera salida fue para apoyar a Fernando, hermano de Doda, que presentaba su nuevo disco en una conocida sala de fiestas de Sao Paulo.

Athina escogió para su vuelta a la vida social en Brasil un vestido negro a la altura de la rodilla, de escote halter y falda evasé. El pelo, muy largo, suelto, liso y tan rubio como las últimas veces que se le ha visto. La heredera Onassis y su marido se reencontraron con los amigos brasileños tras haber pasado los últimos meses en Europa, compitiendo en distintos torneos hípicos. Bailaron al son de las nuevas canciones del álbum Juka Bala, como se llama el disco de Nando Miranda, y compartieron risas y diversión con la familia y amigos de Doda.

El matrimonio se aloja en su céntrico ático de Sao Paulo. Disponen de los dos pisos más altos de un edificio, uno para ellos y otro para los guardaespaldas que permanentemente desde que era una niña acompañan a Athina. El próximo día tres celebrarán su primer aniversario de boda y todavía no han querido disfrutar de un viaje de luna de miel ya que tras las Navidades viajaron a Europa para comenzar los entrenamientos.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más