La escapada de Míchel Salgado con su familia a Disneyland París bien podría haber sido un regalo de cumpleaños para el futbolista, que cumplió treinta y un años el pasado fin de semana. Días antes quiso que sus hijos conocieran el parque temático ya vestido de Halloween.

Junto a su esposa, Malula Sanz, hija del ex presidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz, llevó a los niños a un viaje inolvidable. Mari Luz, de dos años y medio, y Miguel, de uno y medio, se lo pasaron en grande volando con su padre a lomos de Dumbo, saludando a los personajes Disney y riéndose con las gamberradas de Stitch.

Los niños, rubios y muy parecidos a sus padres, se emocionaron especialmente cuando tuvieron con ellos a Chip ya que les encantan los dibujos animados que protagoniza esta simpática ardilla.

Más sobre

Regístrate para comentar