Abramovich desmiente que se enfrente al divorcio más caro de la historia

Roman Abramovich, considerado por la revista ‘Forbes’ el ciudadano ruso con mayor fortuna y más conocido por ser el presidente del equipo de fútbol inglés Chelsea, se ha apresurado a desmentir a través de un portavoz que su matrimonio haya entrado en una crisis irrevocable y que él o su mujer hayan iniciado un proceso de divorcio que había sido calificado como el "más caro de la historia".

La fortuna de Abramovich se ha estimado en más de 16.000 millones de euros y su esposa, Irina, podría obtener la mitad en caso de ruptura matrimonial. A día de hoy, la máxima cantidad obtenida en un divorcio ha sido de 1.000 millones de euros por lo que la supuesta crisis matrimonial del millonario ruso multiplicaría con creces esa cifra e Irina podría conseguir la escalofriante cantidad de más de 8.000 millones de euros.

El origen de la noticia está en un artículo publicado el pasado fin de semana en el diario británico News of the world que citaba a amigos de la pareja y hacía especial hincapié en que Irina había visitado en varias ocasiones la firma de abogados especializados en divorcios Sears y Tooth, una de las de mayor reputación del Reino Unido y a cuyo socio, Raymond Tooth, se le conoce como ‘Mandíbula’ por sus logros en las Cortes. Entre otros casos, se ocuparon de defender a Sadie Frost en su divorcio de Jude Law.

¿Crisis?
El mencionado diario añadía que las desavenencias matrimoniales comenzaron hace varios meses y nada tienen que ver con la aparición de la modelo rusa Daria Zhukova. Amigos cercanos de la pareja afirman que desde hace tiempo llevan "vidas separadas. Irina se ha frustrado por su devoción a los negocios y al fútbol y ahora se tiene que contener por su cercana relación con otra mujer. Hay más en la crisis que la relación con Daria".

Más sobre: