"¡Apechugar y tirar para adelante!". Así define Mónica Hoyos su secreto para ser madre. La guapa actriz y presentadora posa por primera vez en exclusiva para la revista ¡Hola! presentándonos a su hija Luna, fruto de su relación con Carlos Lozano. Ahora que la pequeña ha cumplido dos años, su madre abre su corazón y para contarnos en qué momento de su vida se encuentra y qué ha significado para ella la maternidad.

"La compañía de Luna es una bendición"
En una serie de divertidas instantáneas, Mónica y Luna nos muestran esa especial ternura que se palpa entre madre e hija. Una madre para la que, según ella misma relata, tener un bebé no ha sido una prueba fácil, sino todo lo contrario. Tuvo que afrontar una separación poco tiempo después de dar a luz, y aunque su relación con Carlos Lozano (con quien ha estado unida sentimentalmente siete años) es cordial y cuenta con su ayuda, la maternidad se le hizo "cuesta arriba", sobre todo al principio: "Si tener un hijo ya es difícil, imagínate separarte casi a la vez. Pero es cierto lo que se dice que con el tiempo todo se supera". Además, Mónica afirma que durante estos dos últimos años (tiempo que lleva separada de Carlos Lozano) se ha llevado muchas decepciones: "Gente que consideraba amiga mía ha desaparecido de mi vida sin ni siquiera una llamada"

Esta preciosa pequeña de rizos dorados hace cada día las delicias de su madre, y nadie puede negar que sea hija de quién es. "Sin dudarlo tiene los hoyitos de su padre cuando se ríe y a mí se parece en que es muy cariñosa", comenta Mónica mientras besa sin parar a su niña. Y es que, una vez superada esa difícil etapa de adaptación a su nueva vida, la llegada de Luna le ha traído una gran estabilidad: "Gracias a mi hija siento que tengo un hogar. Su compañía es una bendición constante".

portada3247

abonoediciondigital

Más sobre

Regístrate para comentar