Eugenia Martínez de Irujo y Gonzalo Miró también trabajan juntos

Reunir a Kevin Costner, Claudia Schiffer, Nieves Álvarez, Isabel Sartorius, Eugenia Martínez de Irujo y Gonzalo Miró no es tarea fácil y ayer, en Villarreal (Castellón), ellos fueron los protagonistas del almuerzo organizado en la fábrica del Grupo Porcelanosa.

Cada uno en su estilo, deslumbraron a los quinientos invitados. Desde Hollywood, llegó Costner, de la mano de su mujer, Christine Baumgartner, y dando muestras de su afabilidad y sencillez. Si cuando estuvo la semana pasada en Madrid, presentando la película The Guardian, se conformó cenando una hamburguesa en uno de los restaurante de la cadena Vips, en Castellón se mostró encantado con la paella. Por él se escucharon durante el evento las bandas sonoras de dos de sus películas más conocidas, El guardaespaldas y Bailando con lobos.

El mundo de la moda tuvo representación internacional y nacional. Claudia Schiffer, abanderada de las top modelos de los años noventa, no se separó de su bolso Novak de Alexander McQueen, que recibe su nombre de la actriz Kim Novak. La sofisticación llegó de la mano de una de las grandes modelos nacionales, Nieves Álvarez, impecable con un vestido negro de Yves Saint Laurent, y melena lisa con flequillo.

Eugenia y Gonzalo
La parte aristocrática la puso Eugenia Martínez de Irujo. Estuvo con su novio, Gonzalo Miró, con quién forma un tándem perfecto en el amor y en los negocios. Debutaron juntos, promocionalmente hablando, con Porcelanosa y ayer repitieron. Él, que copresenta el programa de televisión ‘Las mañanas de Cuatro’ junto a Concha García Campoy, aprovechó la presencia de Kevin Costner para entrevistarle en directo para su espacio. La duquesa de Montoro fue la más informal en lo que a la vestimenta se refiere. Pantalones vaqueros y una americana más grande de lo que le correspondía y zapato bajo, su novio, en cambio, optó por un traje claro, camisa negra y prescindió de la corbata. Junto a ellos, Isabel Sartorius de blanco impoluto con un traje pantalón bajo el que destacaba una camisa de rayas blancas y negras.

Más sobre: