Paris Hilton y Nicole Richie entierran el hacha de guerra

Las chicas más fotografiadas de Beverly Hills volverán a ser vistas juntas yendo de compras por Rodeo Drive, de fiesta en Las Vegas o en la playa de Malibú. Paris Hilton y Nicole Richie vuelven a ser amigas y quién más lo siente (y no es broma) es el padre de Nicole, el célebre cantante Lionel Richie.

El artista de soul confesó a la emisora de radio norteamericana Heart FM: "Cuando tenían cuatro años, Nicole me decía: ‘Papá no somos amigas’. A los seis era: ‘No nos hablamos’. Cuando están juntas todavía causan más problemas". Las ricas herederas, inseparables desde la infancia, no se han dirigido la palabra en un año lo que ha ocasionado innumerables quebraderos de cabeza a los productores del programa de televisión que ambas protagonizan The simple life. La ruptura llegó cuando tocaba grabar la cuarta temporada y Paris propuso que Nicole fuera sustituida por Kimberley Stewart, hija de Rod Stewart. Los responsables se negaron y se solucionó grabando por separado.

Una reconciliación anunciada
Jon Murray productor ejecutivo de The simple life aseguraba estos días: "La gente quiere verlas juntas" y ya lo ha conseguido. En la quinta temporada, las dos chicas estarán en una isla desierta junto a un grupo de supervivientes. El padre de Nicole, en cambio, difiere totalmente y ha dado su versión de cómo se enteró del futuro profesional de su hija: "No podríais reproducir lo que mi padre me dijo cuando yo le dije que quería formar parte del grupo musical The Commodores y le dije las mismas palabras a mi hija cuando me dijo que iba a arruinar el nombre de la familia en un programa de televisión. Allí estaban, Paris y Nicole hablando en mi sala de estar sobre el maravilloso programa que iban a hacer y se me revolvió el estómago"

Superados los contratiempos profesionales y el año de enemistad, Paris y Nicole se vieron por primera vez en casa de un espeluznado Lionel Richie, de allí se fueron a comer al restaurante Dan Tana Steakhouse y pasaron la noche en la casa de Paris, poniéndose al día de estos doce meses de desavenencias. Al día siguiente, ayer, estuvieron en el cementerio, escribiendo poemas y llevando flores a la tumba de un amigo común fallecido el pasado año.

Más sobre

Regístrate para comentar