Agassi pone en venta su mansión por dieciséis millones de euros

No siempre el mercado inmobiliario da tantos beneficios como se espera. Steffi Graf y André Agassi compraron hace cinco años su mansión en Tiburón (cerca de San Francisco) por unos diecisiete millones de euros y ahora, que la han puesto a la venta, piden por ella dieciséis. La mansión, con magníficas vistas sobre la bahía de San Francisco, dispone de once dormitorios, dos piscinas, tres spas, una cascada de hidroterapia y, como no tratándose de dos campeones mundiales, de una pista de tenis.

En los diez mil metros cuadrados de superficie habitable, también hay espacio para un teatro, solarium, sala de música, y un ala con cuatro dormitorios para niños o huéspedes, si los invitados se multiplicaran, hay otra casa adosada sólo para huéspedes además de la casa de servicio, que tiene otros cuatro dormitorios. El matrimonio, que tiene dos hijos, no ha llegado a vivir en esta mansión que rehabilitaron a su gusto tras comprarla, de hecho la puesto y quitado de la venta en varias ocasiones. La última, a principios de este mes.

Ahora que Agassi se ha retirado, su último torneo fue el Abierto de Estados Unidos, pretenden vivir más tiempo en Las Vegas y su próximo proyecto profesional conjunto es la promoción de una inmobiliaria dedicada a la venta de complejos vacacionales. El ex tenista estadounidense se ha tomado en serio este retiro y ha asegurado que desde que el mes pasado dijera adiós a las pistas de tenis sólo ha cogido una vez la raqueta durante treinta minutos y fue porque Steffi quería hacer algo de ejercicio.

Más sobre

Regístrate para comentar