Victoria Beckham: 'Separarse es fácil pero superar los problemas me fortalece'

Victoria Beckham ya ha vuelto a Madrid. Llegó el pasado sábado después de haber pasado unos días en París junto a su amiga Katie Holmes siguiendo desfiles y yendo de compras y también tras haber concedido una entrevista a una publicación australiana de la que todos los diarios ingleses se han hecho eco.

La polifacética artista ha hablado por primera vez del affaire Rebecca Loos que tanto daño hizo a su matrimonio. Victoria no dijo como solucionaron el problema pero sí se refirió a como les afectó a largo plazo: "Somos una familia muy fuerte. Es fácil separarse y mucha gente lo hace pero yo miro atrás y veo que las dificultades me han hecho una persona más fuerte".

Victoria está abriendo nuevos horizontes profesionales. Zanjada su carrera musical se ha volcado en el diseño, el sueño de su vida: "Ya he trabajado en música, nunca voy a actuar. Lo he hecho bien como cantante y como bailarina y tuve que trabajar muy. La moda es lo que me gusta. Soñaba con tener mi propia línea de ropa incluso antes de ser una Spice Girl. Ahora puedo hacer lo que quiero y he encontrado en lo que soy buena".

Insatisfecha con su cuerpo
Por el momento, ya tiene su línea de gafas de sol, otra de vaqueros y ahora, siguiendo los pasos de Nicky Hilton, la firma asiática Thavasa le ha ofrecido crear unos bolsos bajo la marca DVB (las iniciales de David Victoria Beckham). Sin embargo, no es oro todo lo que reluce en la vida de Victoria. La británica no está satisfecha con su cuerpo y no por su extrema delgadez, que tantos comentarios ha suscitado. "Tengo mucha piel en el estómago y no tengo nada de trasero. Estoy bien en vaqueros pero estoy horrorosa desnuda" ha confesado la esposa de David Beckham.

De su reciente cambio de look sabíamos que le había encantado a su marido y ahora ella nos descubre que ya no aguantaba más las extensiones de pelo: "Estaba cansada de las odiosas extensiones".

Más sobre: