El hijo de Anna Nicole Smith falleció por un cóctel fatal de medicamentos

La segunda autopsia realizada a Daniel, hijo de la actriz y modelo Anna Nicole Smith, ha revelado que su fallecimiento se debió a una combinación letal de medicamentos. El forense Cyril Wecht, contratado por Anna Nicole para que le realizara la segunda autopsia, desveló ayer el resultado de las pruebas toxicológicas en las que se demuestran que Daniel tomaba metadona, Zoloft y Lexapro.

La metadona se utiliza en procesos de desintoxicación en adictos a la heroína o morfina aunque Wecht ha especificado que también puede usarse para aliviar el dolor y que Daniel no era adicto a ninguna droga. La metadona le había sido recetada, sin embargo no hay constancia de que tuviera prescripción médica para el Zoloft, antidepresivo como también lo es el Lexapro.

"En mi opinión -asegura Wetch- fue una trágica muerte accidental". Daniel murió el pasado diez de septiembre cuando estaba con su madre en la habitación del hospital de Bahamas en el que se recuperaba del nacimiento de su hija. La pequeña ha recibido el nombre de Danilynne Hope en recuerdo de su hermano. Su paternidad tampoco ha estado exenta de cierta polémica. El abogado de Anna Nicole, Howard K. Stern aseguraba hace dos días en el programa que Larry King presenta en la televisión estadounidense que él es el orgulloso padre de la niña. Sin embargo, horas después, el fotógrafo Larry Birkhead reclamaba la paternidad del bebé. Anna Nicole, por su parte, vive recluida desde que falleció Daniel y parece que la niña recién nacida es lo único que le hace seguir el día a día.

El último rumor, que no ha sido confirmado, ha surgido en las últimas horas. Según una publicación norteamericana, habría contraido matrimonio hace unos días con su abogado en un enlace celebrado en Nassau, Bahamas.

Más sobre: