Padres y madres con hijos: los míos, los tuyos y los nuestros

El niño y sus modelos
Lo cierto que esa preocupación de los padres y madres de conseguir una nueva pareja, viene relacionada con la natural dependencia que tienen los niños a sus padres en los primeros años. Tanta influencia en la vida de alguien hace que la llegada a la maternidad y la paternidad es usualmente vivida como un estado de dicha y orgullo. Por lo que rápidamente esos hombres y esas mujeres, que se comunican a través de PARSHIP, confiesan su rol como padres y madres en los primeros mensajes que intercambian con sus perfiles compatibles.

El hecho que esa persona que me atrae y que me estoy comunicando en el buzón de PARSHIP es madre/padre de uno o más niños, me puede conducir a dos caminos. Uno puede ser evitar enfrentarme a lo desconocido, que es en este caso la existencia de hijos, y otro, reconocer que no será sencillo pero tampoco será un obstáculo contactar con alguien que sea padre o madre.

La suma y no la resta
De hecho, un hijo puede sumar y enriquecer una relación. En caso que una mujer comience a contactar con un hombre en PARSHIP, que vive con dos hijos de su anterior relación, no debe ser un impedimento para el florecimiento del amor. Todo lo contrario. Basta ver a famosos como Antonio Banderas que se unió sentimentalmente a Melanie Griffith, madre de dos hijos anteriores y hoy no sólo tienen una hija juntos sino que además viven como una familia feliz. El mismo caso es el de Madonna, casada con Guy Ritchie y madre de una niña de una anterior relación. O el de Brad Pitt que ha dado su apellido a los dos hijos adoptivos de Angelina Jolie. Como adultos, tanto hombres y mujeres deben asumir que el otro tiene una historia amorosa y tras ese pasado emocional, es muy probable la existencia de hijos.

La adaptación de los adultos no siempre es la misma que la de los niños, que suelen requerir paciencia y tiempo para aceptar a esa nueva persona que aparece en la vida de su madre o padre. La nueva pareja debe contactar con el niño poco a poco. Ni sustituirá al padre/madre del niño, ni será eternamente el "amigo" o la "amiga" de mamá/papá. Una salida a un parque de diversiones o la colaboración en los deberes del niño, puede ser una buena manera de introducirse en la vida de ese niño. La resistencia inicial que puede tener el niño ante lo nuevo, se va difuminando en la medida que esos cambios no vengan exentos de cariño, comunicación y comprensión. Por tanto, también el diálogo con el niño se hace necesario. Muchos adultos evitan la comunicación con sus hijos por considerar que al ser tan pequeños no comprenden. Lo cierto que la intuición y la percepción del ser humano suele estar muy desarrollada en la infancia.

Con el servicio de hola.com "Tu Pareja Ideal" con colaboración con PARSHIP.es lo tendrás más fácil: entra a http://hola.parship.es, completa el Test de Personalidad PARSHIP y descubre el amor de verdad.

(*) Licenciada en psicología y Single Coach de PARSHIP

¿Quieres dar tu opinión sobre este tema? Escríbenos a coach@parship.es.

Más sobre

Regístrate para comentar