Ortega Cano, en el homenaje de Cádiz que Rocío no pudo recibir en vida

Rocío Jurado pidió personalmente a la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, que se retrasara el acto de entrega del título de Hija Adoptiva de la ciudad prevista para el pasado mes de marzo, hasta que su salud le permitiera recogerlo. Ella fue quién llamó a la alcaldesa para hacerle esta petición, sin embargo, la gran artista fallecía el pasado uno de junio sin ver cumplido este deseo y ayer por la tarde su familia viajaba a Cádiz con motivo de este reconocimiento.

Su marido, José Ortega Cano, su hermana Gloria Mohedano, así como José Fernando y Gloria Camila, que por primera asistían a un homenaje público a su madre, estuvieron en el salón de plenos del Ayuntamiento gaditano donde tuvo lugar el acto. Con ellos estaban también, el marido y las tres hijas de Gloria así como el modisto Antonio Ardón, gran amigo de la cantante y el creador del vestido que lució el día de su boda con José Ortega Cano. El torero, de riguroso luto, agradeció el título y recordó la ilusión que le hacía a su mujer. "Rocío- comentó- fue nombrada embajadora de Cádiz y ejercía de verdad, porque se sentía gaditana como el que más".

Antes de trasladarse a la Catedral, donde se ofició una misa en memoria de la artista, el torero excusó la ausencia de parte de la familia y aprovechó para que la ausencia de Rocío Carrasco y Amador Mohedano fueran entendidas como desavenencias familiares añadiendo que el título recibido en Cádiz servirá para unirlos aún más.

Más sobre

Regístrate para comentar