A Cayetano Rivera Ordóñez nunca se le va a olvidar esta palabra, "Judicioso", el nombre del toro con el que ha recibido la investidura como matador de toros. Una alternativa que ha corrido a cargo de su hermano Francisco y con la que ha cortado dos orejas. Sin lugar a dudas, en el árbol genealógico del toreo hay un nuevo nombre inscrito.

La expectación era máxima. Durante 50 años, el coso de Ronda ha acogido una de las corridas de toros más espectaculares y llamativas que existen, la corrida goyesca. Su promotor, Antonio Ordóñez fue el encargado de organizarla durante cuarenta y dos años. Tras su muerte, su nieto Francisco Rivera Ordóñez, matador de toros también, tomaba el testigo de tan insigne tradición. Y si este medio siglo ya era motivo suficiente para levantar expectación se ha sumado otro aliciente mayor. Una nueva saga de Ordóñez toma la alternativa en este rincón de la serranía malagueña. Cayetano Rivera Ordóñez, el pequeño de los hijos de dos dinastías taurinas recibe la alternativa de manos de su hermano Francisco. "Ronda es una ciudad muy especial para mi. Esta plaza de toros es mágica. Es un templo del toreo", comentaba Cayetano a Hola recientemente.

La estirpe en la sangre
Aunque para muchos Cayetano podría ser un poco mayor para debutar como matador, tiene veintiocho años, lo cierto es que al benjamín de Francisco Rivera Paquirri la llamada de su sangre taurina le vino tarde. Durante muchos años no parecía que este joven se decantara por la por la profesión de sus ancestros. De hecho, cursó estudios universitarios en el extranjero y no fue, hasta hace unos años cuando empezó a demostrar un interés público por seguir la tradición. Para ello se preparó como el que más en el campo y siempre al lado de Curro Vázquez, un gran torero que, además, es su tío y apoderado.

Una alternativa que, sin lugar a dudas tendrá una grandísima carga emocional para los dos hermanos. "Yo ese día me lo imagino muy emotivo. Uno de los días más importantes de mi vida y que recordaré lo que me quede de ella", comentaba el futuro matador . Paquirri y Carmina Ordóñez, sus padres, no están ya con ellos para celebrar este triunfo, al igual que tampoco el abuelo Ordóñez, pero esa plaza que tantos triunfos ha dado a la familia será un testigo de excepción de este hito histórico en el mundo del toreo.

Más sobre

Regístrate para comentar