Ana Obregón se divierte en Ibiza

No ha podido ser en Mallorca. Las playas de la vecina Ibiza han sido las escogidas por Ana Obregón para lucir el trikini de este verano. Tampoco ha sido un posado. La actriz, presentadora y guionista ya anunció que no iba a hacer su tradicional sesión fotográfica en bikini que era ya un ritual de los estíos mallorquines y ha cumplido su promesa. Siempre quedaban Ibiza, el trikini y las fotografías sin posar.

Ana pasó unos días en la casa familiar de la Costa de los Pinos, en Mallorca, con sus padres, hermanos y su hijo aunque sólo se dejó ver en el aeropuerto. Apenas salió de la mansión desde la que ve el mar. La diversión este año estaba en Ibiza y allí fue Ana a reencontrarse con unos amigos días después.

En la mayor de las pitiusas, Ana ha estado en salsa. En la playa, todo fueron risas, juegos y bromas que buena falta hacen para coger el ritmo del invierno. Tomó el sol, lució un sensual bañador de estampado salvaje y cuando el sol calentaba demasiado, un sombrero cowboy de paja. Se lo pasó tan bien que incluso se hizo fotos de recuerdo en el móvil. En cuanto acabe las vacaciones, volverá a Madrid para la grabación de la serie Ellas y el sexo débil que no sólo protagoniza sino que también está basada en una idea original suya.

Más sobre: