Horas de preocupación en Cantora por un conato de incendio

Isabel Pantoja no gana para sustos. La cantante vive recluida en su finca Cantora, en Medina Sidonia (Cádiz) de la que sólo sale para cumplir con los contratos profesionales firmados. Allí intenta recuperar la tranquilidad perdida desde que Julián Muñoz fuera ingresado en la prisión de Alhaurín de la Torre por presuntos delitos urbanísticos cometidos en Marbella. La cantante había podido tener más o menos calma dadas las circunstancias que vive pero ayer sufrió un nuevo sobresalto, un incendio en su finca.

El fuego comenzó en una finca colindante a la de Isabel, en el límite con Cantora y la cantante fue informada en seguida de lo que sucedía. Afortunadamente no fue a más. Se apagó sin la intervención de los bomberos y no hubiera tenido más trascendencia sino hubiera estado involucrada la finca de Isabel. La tranquilidad dentro de la tempestad volvió a la finca en la que viven la cantante, sus hijos, Kiko e Isabel, su madre, doña Ana, y su hermano Agustín.

De todos ellos, el único que se deja ver de vez en cuando es Francisco que aprovecha para dar largos paseos a caballo por las inmediaciones.

Más sobre: